El mundo en 2019

2019 no será un año de cambios radicales. Más bien al contrario: el mundo será testigo de cómo las principales dinámicas que han definido los últimos tiempos siguen condicionando el rumbo este año y empiezan a ser puestas a prueba. Esas dinámicas pueden reducirse a tres principales: la competición entre China y Estados Unidos, la consolidación de un escenario multipolar y el auge del populismo nacionalista.