En el foco Geopolítica África

África subsahariana en 2019

África subsahariana en 2019

Las elecciones en Nigeria y Sudáfrica sobresalen en la agenda política africana de 2019, un año en el que el continente seguirá incrementando su relevancia en los ámbitos económico y geopolítico. No obstante, los desafíos de la inseguridad, el subdesarrollo y la mala gobernanza seguirán siendo lastres acuciantes para el potencial africano.

2018 fue un año de contrastes en África. Por un lado, volvió a ponerse de manifiesto que la pobreza, la desigualdad, los conflictos y la mala gobernanza siguen siendo obstáculos muy vigentes que no desaparecerán en los próximos doce meses. Pero, por otro lado, para alimentar la compleja paradoja africana, mezcla de resignación y esperanza, admiración y optimismo con ciertas dosis de desconsuelo, África se ha presentado una vez más como un continente donde todo es posible.

Fue posible que Etiopía y Eritrea se reconciliaran tras dos décadas de conflicto. También que en el primero una defensora de la igualdad de género, Sahle-Work Zewde, llegara a ser, democráticamente, la única presidenta en África. Posible fue que, en un país sumido en el conflicto y la pobreza, el doctor congoleño Denis Mukwege ganase el premio Nobel de la Paz por su lucha contra la violencia sexual. Como también lo fue que 44 países firmaran un tratado de libre comercio en aras de dotar de mayor integración al continente, acompañado de un nada desdeñable protocolo para la libre circulación de personas. Finalmente, África fue testigo de una sociedad civil cuya relevancia siguió acrecentándose, espoleada por ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año