En el foco Geopolítica Europa

Rusia y el espacio postsoviético en 2019

Rusia y el espacio postsoviético en 2019

En los últimos tiempos, Rusia ha tratado de recuperar su antiguo estatus de gran potencia, y aparentemente lo está consiguiendo, aun a costa de pagar un gran precio a nivel interno: a pesar de contar con enormes capacidades militares, diplomáticas y energéticas, su economía está estancada. En 2019 el Kremlin mantendrá su ofensiva geopolítica, pero puede que también empiece a sentir el descontento de sus ciudadanos con mayor intensidad.

El espacio postsoviético es una extensa región compuesta por 15 países muy diversos y una clara potencia, Rusia, alrededor de la cual orbitan de una forma u otra todos los demás. Rusia considera esta región su zona de influencia y en 2019 seguirá presionando para hacer valer sus intereses. En Europa del Este y la región báltica esto se traduce en mantener un pulso con Occidente que podría llegar a la escalada militar, pero que también se seguirá dando de manera más sutil mediante sanciones económicas, injerencia electoral o desinformación.

Mientras, el Kremlin seguirá dedicando muchos esfuerzos a la política exterior buscando volver a situar a Rusia en una posición relevante a nivel mundial por puro interés geopolítico, pero también como forma de apartar la atención de los ciudadanos rusos del pobre estado económico y político del país. En 2019 Moscú jugará un papel todavía más activo en Oriente Próximo y Asia, aunque está por ver si los éxitos en el exterior siguen apaciguando el descontento interno.
Pulso entre Rusia y Occidente
A la vista de algunos de los acontecimientos que deja 2018, por un momento podría parecer que nos hemos trasladado de nuevo a la Guerra Fría: l...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año