Suscripción Política y Sociedad América Latina y el Caribe

Bolsonaro, Haddad y la sombra de Lula

Bolsonaro, Haddad y la sombra de Lula
Jair Bolsonaro en el aeropuerto de Recife. Fuente: Familia Bolsonaro (Flickr)

Puede que Bolsonaro no haya ganado esta primera vuelta de las elecciones brasileñas, pero sí ha conseguido algo que el resto no: ganar la política de Brasil. Los resultados de este domingo han dejado claro que los partidos tradicionales están en crisis y que Bolsonaro ha venido para quedarse, y con él sus ideas.

Los resultados no han permitido a Jair Bolsonaro hacerse con el Gobierno a la primera, pero ha quedado probado que Brasil se encamina hacia un arduo camino de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el 28 de octubre. El candidato del Partido Social Liberal ha conseguido un 46% de los votos frente al 29% cosechado por su próximo y único rival: Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT). Otros, como Geraldo Alckmin, tuvieron todas las oportunidades para conseguir un mejor resultado y no han sabido entender qué pedía el pueblo brasileño.

¿Qué supone que los brasileros vayan a unos segundos comicios? ¿Cómo se va a repartir el voto entre ambos candidatos? Todas las quinielas apuntan a que Bolsonaro podría hacerse fácilmente con un 53% de los votos si juega bien sus cartas. Si el candidato consigue mantener a sus votantes y atrae con su discurso a la mitad de la masa electoral de los candidatos que se han quedado fuera, Bolsonaro podría llegar a liderar Brasil. Los votantes de Alckmin, en concreto, apuntan a ser un nicho de mercado electoral para Bolsonaro: el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña ha basado su campaña en definirse como la...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año