En el foco Geopolítica Asia-Pacífico

Cómo firmar la paz en Corea

Cómo firmar la paz en Corea
Los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos, Moon Jae-in y Donald Trump. Fuente: Casa Blanca

Los dos países de la península coreana siguen en guerra desde 1950 y, con ellos, técnicamente, Estados Unidos y China. Una paz entre las Coreas pasa por que Washington y Pekín la firmen también, pero esto es más difícil de lo que parece.

Moon Jae-in, el presidente de Corea del Sur, acude frente a los micrófonos de una rueda de prensa y, sonriente, anuncia al público que la paz está cada vez más cerca. El optimismo llenará las portadas y los artículos de prensa del día siguiente, pero falta lo más importante: que China y Estados Unidos se apunten —aunque la mayoría de los medios no lo anuncien—.

No existe la paz en Corea. Al menos, no desde 1950 en términos jurídicos. Tras tres años de guerra, los dos bloques —comunista, personificado por Pekín, con sutil apoyo soviético al norte, y capitalista, con Estados Unidos apoyando al sur vía Naciones Unidas— trataban de evitar el avance del otro cerca de sus fronteras. Era el primer escenario de la Guerra Fría.

En 1953 el comandante de los Voluntarios del Pueblo de China, el futuro líder supremo norcoreano Kim Il-sung y el general de las fuerzas de Naciones Unidas —comandadas por Estados Unidos— firmaban un armisticio para poner fin a las hostilidades en espera de un tratado de paz. Con el Armisticio de Panmunjom, la República Democrática Popular de Corea —más conocida como Corea del Norte— aparecía como una zona neutra, un tapón geográfico gracias al cual ni China ni...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año