paises-mas-embajadas-consulados-extranjeros

Cartografía Geopolítica

Los países con más embajadas y consulados extranjeros

Descripción del gráfico

Aunque hay casi 200 países en nuestro planeta la mayoría no tienen capacidad de tener embajadas o consulados más que en un puñado de Estados. Por ello ser receptor de un alto número de delegaciones diplomáticas extranjeras es representativo del poder e influencia que un país posee en el mundo.

Estados Unidos es, con diferencia, el país donde más representaciones de terceros países se han situado, y esto omitiendo las misiones diplomáticas ante la ONU en Nueva York o la Organización de Estados Americanos en Washington. Y es que Estados Unidos ha sido una de las grandes potencias del planeta desde la Primera Guerra Mundial, y la potencia hegemónica desde la caída del muro de Berlín en 1989.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

China, que superó a EE. UU. en 2019 en representación diplomática del país en el exterior, no ha logrado por el momento el mismo interés del resto del mundo, aunque es cierto que su diplomacia poco a poco le va ganado nuevos adeptos en el mundo a la vez que Estados Unidos se retrae sobre sí mismo y va perdiendo influencia.

En el continente europeo Alemania es uno de los destinos favoritos para instalar embajadas, consulados y oficinas comerciales. El país es el motor industrial y económico de la Unión Europea, por lo que no es extraño que sea considerado el país más influyente de la comunidad, y además posee importantes grupos de inmigrantes que sirven como vínculo con terceros países. También se beneficia de un entorno europeo con muchos Estados pequeños que necesitan de relaciones diplomáticas con la gran potencia regional.

Entre las primeras posiciones se encuentran además el resto de potencias del G-7, caso de Canadá, Francia, Japón e Italia, con el añadido de España —que asiste en calidad de invitada—, además de los denostados BRICs, que continúan siendo las principales potencias regionales en sus respectivas zonas geográficas aunque su influencia mundial durante los últimos años no sea la que se proyectó en su momento. El resto de los principales receptores de sedes diplomáticas extranjeras está compuesto por potencias regionales como Australia, Turquía, Sudáfrica o Emiratos Árabes Unidos, un país que ha ido ganando peso e influencia en Oriente Próximo.

Comentarios