Cartografía Política y Sociedad América del Norte

El calendario de las primarias en Estados Unidos

Descripción del mapa

El primer martes después del primer lunes de noviembre cada cuatro años se celebran las elecciones presidenciales en Estados Unidos, además de la renovación de la Cámara de Representantes y de parte del Senado. Sin embargo en la primera mitad del año van a tener lugar otras elecciones por todo el país, las primarias, de las que saldrán los candidatos a presidente de los principales partidos. Si bien hay múltiples partidos políticos en Estados Unidos la atención se va a centrar en dos: el Partido Demócrata y el Partido Republicano, representados respectivamente por un burro y un elefante.

El Partido Demócrata busca la redención electoral tras la derrota de Hillary Clinton en 2016 con la idea de que otro candidato sí podría haber derrotado a Trump. Así se busca un candidato capaz de vencer al actual presidente, y este hecho va a marcar las primarias demócratas.

Donald Trump, pese a ser el actual presidente de Estados Unidos, tendrá que presentarse también a las primarias de su partido, ya que hay otros políticos dispuestos a disputarle el liderazgo de la formación. Sin embargo en siete estados no habrá primarias republicanas, ya que Trump es el único candidato. Empero, desde los años 60, todos los presidentes que han vuelto a enfrentarse a unas primarias las han ganado, pero después han perdido la presidencia.

En estas elecciones primarias se sucederán primarias propiamente dichas y caucus. Los caucus, frente a una elección convencional, requieren de discutir y convencer a los electores y requieren mucho más trabajo y dinero por parte de los candidatos. Además estas primarias coinciden por primera vez con un proceso de impeachment, que puede desgastar a Trump en las primarias republicanas, pero también polarizar el discurso y eliminar a los candidatos moderados.

Las primarias darán el pistoletazo de salida el 3 de febrero en el caucus de Iowa y después el 11 en Nuevo Hampshire. Estos dos pequeños estados inician tradicionalmente las primarias para que sus intereses no se pierdan ante los de estados demográficamente más grandes, pero esto también supone que tienen una importancia desproporcionada al fijar el argumentario de campaña.

A estas elecciones primarias le siguen Nevada, Carolina del Sur y, un mes después de Iowa, el Supermartes, fecha en la que 14 estados votan sus primarias. Tras esta fecha quedarán solo los candidatos más fuertes.

Sin embargo no solo votan los estados, también lo hacen los territorios del Pacífico, las Islas Vírgenes de EE. UU. —donde finalizan las primarias el 6 de junio— o el estado libre asociado de Puerto Rico. las cuales, con la excepción puertorriqueña, se mantiene el sistema de caucus que se ha perdido en el Estados Unidos continental. Todos estos territorios dependientes pueden así elegir el candidato a la presidencia de Estados Unidos, aunque luego no puedan elegir al ocupante de la Casa Blanca.

Casualmente —o no— las convenciones de los dos grandes partidos se celebrarán en las dos mayores ciudades de dos estados que han sido tradicionalmente parte de sus feudos electorales, pero cuyas dinámicas están cambiando y que en las primeras encuestas parece que podrían cambiar de manos. De hecho Wisconsin, el estado donde se encuentra Milwaukee, fue clave en la victoria de Trump y Carolina del Norte, donde se sitúa Charlotte, en la primera victoria de Obama.

Comentarios