Divisiones del mapa de Oriente

Cartografía Geopolítica Asia-Pacífico Oriente Próximo y Magreb

Así se divide el mapa de Oriente

Descripción del mapa

La división del mapa de Oriente resulta confusa, abstracta y a veces hasta arbitraria dentro de la cosmovisión occidental. Es frecuente encontrarse con una visión orientalista de la geografía y cultura de Oriente como un todo que abarca desde El Cairo a Tokio. Esto se traduce en que frecuentemente se confundan las distintas regiones de Asia y el mundo árabe, mezclándose lo que es Oriente Próximo, Oriente Medio, el Lejano Oriente y Asia Central.

El orientalismo se caracteriza por una visión estereotipada y una representación llena de tópicos sobre Oriente, y que muchas veces mezcla la idiosincrasia de las diferentes subregiones. El mejor ejemplo de esto podría ser la película Aladdín, de Disney, una historia que originalmente transcurría en China y que ha acabado por ser una amalgama de “Asia”, donde se juntan tejidos chinos, bailes de Bollywood, un ambiente de Oriente Próximo y arquitectura mogola.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

A la confusión orientalista se suma la influencia anglo-francesa, ya que en estas lenguas la división entre Oriente Próximo y Oriente Medio es inexistente, y ambos conceptos se mezclan. Sin embargo, en español la división entre ambas es más nítida, coincidiendo el Oriente Próximo hispano con el Middle East inglés y el Moyen Orient francés, y el Oriente Medio castellano con el subcontinente indio o Asia Meridional. También es cierto que en los medios de comunicación a menudo se emplea Oriente Medio como sinónimo de Oriente Próximo de forma incorrecta.

Es habitual ver en los medios anglosajones una visión aún más amplia de Oriente Próximo, que acaba por incluir la mayor parte del mundo arabo-islámico, desde Marruecos o Mauritania a Afganistán y Pakistán, y que a veces es tomada por los organismos internacionales. En su traducción a las referencias geográficas hispanohablantes, esta vasta región puede ser subdividida en Oriente Próximo, el Magreb y las regiones islámicas del Indostán.

Seis mapas para entender Oriente Próximo

No obstante, los límites de la división entre Oriente Próximo, Oriente Medio, Lejano Oriente y Asia Central no están claramente definidos en el mapa, sino que varían según se hable de las regiones culturales, físicas, políticas o históricas. Un caso especial es el de Afganistán, que se ubica entre Asia Central, Oriente Próximo y el subcontinente indio, cambiando de región según el contexto.

Una de las regiones más abstractas es Asia Central. Normalmente se consideran parte de esta región las repúblicas exsoviéticas de Kazajistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Kirguistán y Tayikistán, aunque algunos de los territorios se sitúen en el límite con Europa, como es el caso de la parte occidental de Kazajistán, situada físicamente en Europa, al oeste del río Ural.

El mapa de la Teoría del Heartland

Sea como fuere, el centro de Asia se ubica geográficamente en China, en el Turquestán chino. Hay que tener en cuenta que la región histórico-cultural de Asia Central está vinculada con estos pueblos túrquicos y otros pueblos nómadas, y la expansión de los mongoles y escitas por las estepas y desiertos de Asia. Por lo que, en un sentido amplio, Asia Central abarca desde la Gran Muralla china hasta la taiga siberiana por el norte, Europa por el oeste y las cordilleras del norte de Irán y el Indostán.

El Lejano Oriente, o Asia Oriental, está dominada por la civilización china. Con frecuencia se divide esta región para tratar las peculiaridades de la subregión del sudeste asiático; en otras ocasiones Asia Oriental se fusiona con Oceanía para formar la macrorregión de Asia-Pacífico.

La geopolítica de China en Asia-Pacífico

Artículos relacionados

Comentarios