Límites históricos de Oriente Próximo

Cartografía Geopolítica Asia Central Oriente Próximo y Magreb

¿Hasta dónde abarca Oriente Próximo?

Descripción del mapa

El término Oriente Próximo es con toda probabilidad uno de los más confusos en el terreno de las relaciones internacionales. Es muy frecuente que, para hacer referencia a la región del Oriente —otro término bastante ambiguo— más próxima al mar Mediterráneo, se utilice indistintamente Oriente Próximo, Cercano Oriente, Gran Oriente Próximo u Oriente Medio sin tener en cuenta las variaciones de significado que existen entre ellos, lo que da lugar a incorrecciones e interpretaciones dispares.

Se trata, en realidad, de una confusión que tiene su origen en la traducción del vocablo inglés Middle East. Dicha expresión fue utilizada por vez primera en 1902 por Alfred Mahan, especialista naval estadounidense y uno de los primeros teóricos sobre geopolítica, en una discusión sobre la estrategia imperial británica para referirse a las zonas al norte y al este de India. Su significado fue evolucionando hasta que, durante la Segunda Guerra Mundial, el bloque aliado adoptó su uso para hacer mención a la región que abarca desde Libia hasta Irán. Con el tiempo, el Middle East fue ampliando límites y desbordándose a este y oeste, incluyendo zonas del norte de África y otras partes de Asia.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El mapa de la Teoría del Heartland

Así, pese a su ambigüedad, la expresión Middle East ha desplazado a otras como Near East o Levant en los países anglosajones ―en Estados Unidos a veces se acorta a Mideast―, mientras que en Francia ha ocurrido lo propio con Moyen-Orient. En español, la lista de posibles denominaciones es más larga. Al tratarse de un concepto que ha evolucionado a lo largo del tiempo y que está muy relacionado con la interpretación geopolítica de la zona, en la actualidad no existe una definición clara de qué es Oriente Próximo y cada manual de estilo refleja una visión particular. En lo que sí existe cierto consenso es en el uso preferible de Oriente Próximo ―o incluso Cercano Oriente― sobre Oriente Medio, lo que no evita que algunos medios de comunicación hagan una distinción en el significado de ambos conceptos, como EFE o ABC.

En cualquier caso, tanto el marco geográfico como el significado de Oriente Próximo ha ido cambiando a lo largo de las décadas y motivado por diferentes intereses, sobre todo geopolíticos. Porque más allá de un contexto geográfico compartido y la coincidencia de la preeminencia del islam en la mayoría de países, no existen características comunes a todos ellos. A principios del siglo XX el concepto hacía especial referencia a los territorios que llegaban desde la costa oriental del Mediterráneo hasta India, controlados en su mayoría por un decadente Imperio otomano y de crucial relevancia para los intereses geoestratégicos británicos, que buscaban conectar el Mediterráneo ―controlaban zonas estratégicas como Suez, Chipre o Malta― con India, su principal colonia.

La fabricación de Oriente Medio

Tras la Segunda Guerra Mundial el testigo pasó a Estados Unidos, que tomó protagonismo moldeando la región. El contexto de la zona durante la Guerra Fría fue determinante, ya que muchos regímenes se tuvieron que posicionar de manera más cercana a Estados Unidos ―Israel, Turquía, Arabia Saudí o Irán hasta 1979 o la Unión Soviética ―la mayoría de países árabes―, por lo que la noción de Oriente Próximo se extendió al tiempo que la ideología del socialismo árabe se extendía por el norte de África tras la independencia de los países que hoy conocemos. Así, Oriente Próximo comenzó a asemejarse a la idea del mundo árabe a pesar de que existían notables diferencias en tanto que países relevantes de la región, como Turquía o Irán, no son árabes.

Cuando cayó la Unión Soviética, las lógicas anteriores quedaron obsoletas. Sin embargo, durante los años ochenta y noventa surgió un nuevo enemigo: el terrorismo yihadista. En muchos países de la región se produjeron atentados relacionados con este integrismo religioso, y en países como Afganistán se instalaron regímenes como el de los talibán. Comenzó así a agrandarse todavía más la zona que se concebía como parte de Oriente Próximo; incluso se asentó un nuevo término: el de Gran Oriente Próximo. Este, incluso, ha llegado a tocar zonas como el Cáucaso o Asia central en tanto que han estado relacionadas con las dinámicas de la Guerra contra el Terror, la doctrina que el presidente estadounidense George W. Bush planteó a partir del año 2001, tras los atentados del 11 de septiembre.

Asia central: ¿el próximo feudo del yihadismo mundial?

Comentarios