Voto del brexit en las distintas regiones del Reino Unido

Cartografía Política y Sociedad Europa

El voto del brexit

Descripción del mapa

El referéndum del brexit en Reino Unido se realizó en el año 2016 para que los británicos decidiesen su salida o permanencia de la Unión Europea. El resultado se decidió por un estrecho margen de un 51,9% a favor de la salida. El voto del brexit mostró fronteras internas dentro de Reino Unido; brechas entre los países que lo conforman; entre las zonas dinámicas y las regiones industriales en crisis; entre el campo y la ciudad o entre jóvenes y ancianos. Así se daba fin al proceso de integración del Reino Unido en la Unión Europea, iniciado en 1973.

La cronología del brexit

Una de las mayores brechas se dio entre las sureñas Inglaterra y Gales frente a las norteñas Escocia e Irlanda del Norte. Todos los condados de Escocia votaron a favor de permanecer en la Unión Europea, con el mayor apoyo a la permanencia de todo Reino Unido. Sin embargo, aunque toda la población de Escocia hubiese votado a favor de la permanencia, el mayor peso demográfico inglés no hubiese cambiado el balance del referéndum pese a lo ajustado del resultado. 

Esta dependencia de la considerablemente mayor población de Inglaterra es una de las bases de la identidad escocesa y de su sentimiento independentista. Escocia había celebrado un referéndum de independencia en 2014, donde ganó la permanencia en Reino Unido, en parte por el miedo a abandonar la UE. El cambio de paradigma amenaza con un segundo referéndum de independencia.

Escocia y el reino desunido

En Irlanda del Norte el brexit no solo mostró diferencias con Inglaterra, sino una profunda brecha interna. Los condados de mayoría católica votaron a favor de la permanencia, mientras que los condados protestantes lo hicieron por la salida, imitando el voto inglés. Así el brexit amenaza con reabrir las heridas de la época de “Los Problemas”. El resultado en esta región, ligeramente a favor de la permanencia, lleva a pensar en una nueva mayoría favorable al acercamiento entre las dos Irlandas y en la posibilidad de plantear la reunificación de la isla esmeralda en un solo Estado.

La frontera entre las dos Irlandas fue uno de los grandes debates para hacer efectiva la salida del Reino Unido de la UE. Para no romper el Acuerdo de Viernes Santo y la convivencia en Irlanda del Norte, el Reino Unido finalmente ha aceptado una especie de salvaguarda irlandesa o backstop, es decir, una frontera interna entre Irlanda del Norte y el resto del país para permitir que la frontera entre las dos Irlandas siga abierta, al menos por ahora.

Gales, pese a no tener especial interés en la salida, acabó votando igual que Inglaterra. En Inglaterra el voto fue una cuestión de identidad, de orgullo, donde las zonas rurales y con industrias en declive decidieron la votación a favor de la salida frente a las metrópolis jóvenes, dinámicas e interculturales.

La geopolítica del Reino Unido

Comentarios