Cartografía Política y Sociedad Mundo

El consumo de drogas en el mundo

Descripción del mapa

El consumo de drogas en el mundo es una actividad que tiene numerosas perspectivas, causas y consecuencias. Más allá de que cada droga tiene su particular mundo, lo cierto es que un panorama general es una amalgama de situaciones económicas, sociales, culturales y hasta geopolíticas. Muchas de ellas —además de un sinfín de datos— los podemos encontrar en el World Drug Report 2018, elaborado por la UNODC.

Una de las drogas más consumidas en el mundo, y por ello una de las más rentables, es la cocaína. Su consumo se centra especialmente en economías desarrolladas al ser un mercado mucho más atractivo. Tal es así que en muchos países más de un 1,5% o 2% de los adultos reconocen haberla consumido en el último año.

Precisamente por ser una sustancia de enorme valor económico, se ha generado a su alrededor toda una red a escala global para su producción, distribución —tráfico— y venta. El camino es claro: de los centros productivos en países como Colombia hasta los grandes mercados en Estados Unidos, Europa, Australia o algunos puntos del sudeste asiático.

En el caso de las anfetaminas, un potente estimulante, la situación ya es algo distinta. Sus tasas medias de consumo son inferiores a las de la cocaína —salvo en Estados Unidos— y el perfil de los países que más recurren a esta sustancia es más variado.

Otro habitual en el mundo de las drogas a nivel mundial son los opiáceos —no confundir con los opioides—. Para que nos entendamos, son los derivados del tratamiento de la amapola dormidera, de la que proceden sustancias como la morfina. El resultado aquí, sin embargo, es algo distinto que en otras drogas. Los países con mayor consumo coinciden con los lugares en los que se cultiva esta amapola, así como algunos países de tránsito dentro del tráfico.

Los opioides ya son otro cantar. Son mucho más potentes que los opiáceos —y por ello más adictivos— y a la vez más caros de conseguir. De ahí que los países que más lo consumen sean, sobre todo, economías desarrolladas, aunque también estén países productores como Afganistán. La heroína, una droga extendida en los países occidentales, o el fentanilo, un derivado común en determinados fármacos en Estados Unidos, son los ejemplos más conocidos.

Al ser los opioides unas sustancias con mucho valor —especialmente la heroína—, las rutas del narcotráfico tienen una importancia notable. Las principales parten de los tres focos productivos de estas sustancias: Afganistán, el sudeste asiático —especialmente Myanmar— y México. Desde ahí se distribuyen hacia los principales mercados, como Europa, Estados Unidos o China.

Y el éxtasis —o MDMA— no podía faltar en esta lista. Aunque tiene un papel secundario en comparación con estupefacientes como la cocaína o la heroína, es también una de las sustancias más consumidas en el mundo. Su orientación a ser una droga recreativa ha provocado que en numerosos países occidentales tenga un público bastante amplio.

Pero sin duda, si es por popularidad, la ganadora es la marihuana. Quizá por ser la sustancia menos nociva de todas las que hay en esta lista es también una de las más consumidas; en cerca de una decena de países el 10% de los adultos la ha consumido en el último año.

2 comentarios

  1. Disculpen, la verdad es que la información que brindan es muy buena y hecha con profesionalismo, así como de calidad, el único detalle es respecto la fiabilidad, pues no veo un autor como tal, o fuentes bibliográficas de donde han recopilado dicha información, todo esto con el fin de poder respaldar este contenido en el caso de que se cite en un trabajo. Si me pudieran ayudar con ello se los agradecería.

  2. l World Drug Report 2018