¿Qué es la alt-right? - El Orden Mundial - EOM
EOM explica Política y Sociedad Mundo

¿Qué es la alt-right?

¿Qué es la alt-right?
Protestas en Charlottesville. Fuente: Anthony Crider; (Wikimedia)

La alt-right es un movimiento de extrema derecha, heterogéneo y reciente, y con un peso importante en Estados Unidos. No tiene una organización clara ni estructura oficial, pero reúne ideologías como el nacionalismo, el tradicionalismo cristiano y el populismo, y posturas racistas y homófobas. Estas también son características de la extrema derecha tradicional, pero la alt-right —que viene de alternative right, ‘derecha alternativa’— cuenta con otros elementos diferenciadores.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El movimiento surgió en Estados Unidos a principios de la década de 2010, en los primeros años la presidencia de Barack Obama. Richard B. Spencer, defensor del supremacismo blanco y presidente del think tank Instituto de Política Nacional, acuñó el término lanzando la la publicación digital Alternative Right. Esta página daba cabida a llamamientos en defensa de la “cultura occidental” y su “identidad”, y se desmarcaba de la dependencia del establishment y la corrección política de la derecha tradicional. 

Otra característica fundamental de la alt-right es su presencia en internet. El movimiento se ha nutrido desde el principio del entorno digital y las redes sociales, donde sus miembros comparten teorías, memes, convocan protestas e incluso acosan a oponentes políticos. La mayoría de los partidarios del movimiento son jóvenes, desde universitarios a ninis, cuya presencia en internet es predominante. Sin embargo, según Spencer, lo que empezó como una corriente de ciberactivistas se ha convertido en una opción política más. El auge de esta derecha alternativa tuvo su mayor logro en 2016 con la victoria electoral de Donald Trump, cuyo discurso incluye importantes paralelismos con el tono del movimiento. 

El éxito comunicativo de la alt-right se explica por su estrategia de señalar enemigos y embarrar el debate político con un lenguaje ofensivo y provocador que culpe de los problemas al otro: el inmigrante, el que es o piensa diferente, etcétera. Esto, unido a un uso desenfadado de la cultura pop en sus comunicaciones, les da notoriedad, pues una declaración es más llamativa al sobrepasar los límites de la corrección política y el respeto. 

A pesar de las intenciones de la alt-right de mostrarse como un movimiento novedoso que quiere acabar con las corrientes políticas tradicionales, muchos de sus integrantes manifiestan actitudes típicas de las ideologías más reaccionarias. El propio Richard Spencer gritó “heil Trump!” en una conferencia y sus seguidores respondieron con el saludo nazi. No obstante, la imagen de la alt-right se aleja de los tradicionales neonazis y skinheads para acoger a un colectivo ecléctico y menos proclive a la violencia física.

La alt-right nació en Estados Unidos, pero su potencial ideológico trasciende fronteras. En Europa, por ejemplo, existen colectivos de ultraderecha con ideas similares, relacionados con políticas antiinmigración o euroescépticas, pero normalmente vinculados a estructuras tradicionales. Sin embargo, la creciente polarización política en sociedades como la española ha dado origen a grupos insatisfechos con el sistema que no se identifican con ningún partido y, por tanto, a la posibilidad de que emerja un movimiento similar a la alt-right

De hecho, uno de los colaboradores más célebres de Donald Trump, el ideólogo Steve Bannon, ha estado cerca del terreno político europeo, como asesor de Agrupación Nacional, el partido ultraderechista francés dirigido por Marine Le Pen, o del Brexit Party de Nigel Farage en el Reino Unido, entre otros. Bannon ha sido asociado con la alt-right en numerosas ocasiones. Fue director del medio de extrema derecha Breitbart, cuyo editor jefe durante un tiempo fue Milo Yiannopoulos, otro referente de la alt-right. Yiannopoulos, influencer y agitador, se ha proclamado defensor del libertarismo y de Donald Trump, y critica al feminismo, al islam o al movimiento LGTB pese a ser homosexual. La alt-right también rechaza estos colectivos y ve en iconos como Yiannopoulos o Spencer la encarnación de sus ideales para una sociedad occidental tradicional y blanca.

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios