EOM explica Geopolítica Mundo

¿Qué es el UN Pulse?

¿Qué es el UN Pulse?
Fuente: elaboración propia.

La revolución digital y tecnológica permite usar los datos con fines comerciales, pero también para avanzar hacia el desarrollo y la paz. Eso es lo que se propone el UN Pulse.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El United Nations Global Pulse (UN Pulse) es una iniciativa de la ONU para aplicar el big data y la inteligencia artificial al desarrollo humano, la acción humanitaria y la paz. Este proyecto fue impulsado en 2009 por el entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. El UN Pulse parte de la premisa de que el flujo de datos digitales masivos, el conocido como big data, ayudaría a analizar el bienestar de la población y a evaluar la eficacia de las políticas implementadas por la ONU.

Así, el objetivo de esta iniciativa es contribuir al desarrollo global usando datos e información en tiempo real. De esta forma, los organismos de Naciones Unidas podrán detectar tendencias negativas con el tiempo suficiente para poder prevenir sus efectos. También podrán hacer seguimientos actualizados sobre el impacto de cada programa de la ONU y de sus consecuencias a largo plazo.

El UN Pulse tiene una red de oficinas dedicadas a la innovación sobre el uso de big data y la inteligencia artificial, cooperando con distintos países y entidades. Las oficinas principales se encuentran en la sede de la ONU en Nueva York y en Yakarta (Indonesia) y Kampala (Uganda). Desde allí, se impulsan proyectos de innovación y cooperación público-privados entre Gobiernos, organismos de Naciones Unidas y sociedad civil para contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible

La acción del UN Pulse se basa en tres ejes: innovación, políticas generales y proyectos en países o áreas específicas. La innovación es fundamental para seguir adoptando nuevas formas de aprovechar los datos y la inteligencia artificial con fines humanitarios. Sin embargo, todo ello es útil solo dentro de un marco ético común, para lo que sirven las políticas generales. Con ellas, el UN Pulse recomienda a las entidades con las que colabora unas líneas básicas para el buen uso de los datos. Por ejemplo, una lista de principios para asegurar la protección y la privacidad de datos de los individuos o una guía para el uso ético del big data.

Por último, los proyectos a pequeña escala buscan colaborar con Gobiernos e instituciones concretas para alcanzar el desarrollo sostenible usando estas herramientas tecnológicas. Son proyectos muy diversos, como usar big data para analizar cómo se integran los refugiados en Turquía o hacer un seguimiento de las políticas contra la violencia de género en en Uganda, o proteger la privacidad de los datos de las personas durante la pandemia de coronavirus. 

Avatar

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios