EOM explica Geopolítica Mundo

¿Qué es el big data?

¿Qué es el big data?
Fuente: Learntek (Flickr)

La ubicación del móvil, las pulsaciones que registra el smartwatch o las búsquedas que se hacen en Google son parte de la ingente cantidad de datos de millones de usuarios que se producen diariamente y que forman parte del big data. Pero, ¿qué significa ese término? Elena nos lo ha preguntado a través del formulario de EOM explica.

El big data (‘macrodatos’ en castellano) hace referencia a un conjunto de datos de especial complejidad por su mayor variedad, su gran volumen y la velocidad de su obtención. Últimamente, a estas tres características se están añadiendo dos más: la veracidad y el valor, asegurando que los datos son confiables y que se puede extraer beneficio de ellos. Los datos que pueden formar parte del big data incluyen la interacciones de los usuarios en una página web, las compras que hacen o la música que escuchan en internet, o la información recopilada por los sensores de teléfonos móviles o altavoces inteligentes.

Tal cantidad de datos producida constantemente ha generado ya entre treinta terabytes y varios petabytes (entre 30.000 millones y un billón de gigabytes) de información total, según algunas estimaciones; un volumen equivalente a entre treinta veces la serie Friends y más de 65.000 películas en alta definición. La especial complejidad y gran volumen del big data dificultan que pueda analizarse con las herramientas tradicionales, y que requiera de una tecnología analítica superior para analizar todos los datos. En este sentido, otro de los criterios usados para definir el big data es que los datos no puedan analizarse de manera convencional

Para ampliar: “El big data, o cómo tus datos le han dado más poder a la política y a la economía”, Fernando Rey en El Orden Mundial, 2020

¿Para qué sirve el big data? Las aplicaciones de los datos son muchas, pero la más destacada es conocer los gustos, inquietudes y estilos de vida de los usuarios, lo que permite a las empresas ajustar mejor el producto a sus clientes, como ya hace, entre otras, Netflix. Uno de los ejemplos más famosos de uso de big data en ese sentido es la serie House of Cards, que fue producto de un análisis exhaustivo de un gran volumen de datos. Estos indicaban que una adaptación de la miniserie británica que tuviera a Kevin Spacey por protagonista y fuera producida por David Fincher sería un éxito. Y lo fue.

Aunque el uso de esta tecnología no se restringe al ámbito empresarial, sino que también tiene cada vez mayor relevancia en el plano político: permite conocer mejor al votante y personalizar los mensajes de campaña. Dos ejemplos recientes son las campañas del referéndum del brexit y de las elecciones que hicieron presidente a Barack Obama.

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

1 comentario