En el foco Geopolítica Mundo

Big data, la vacuna digital contra el coronavirus

Big data, la vacuna digital contra el coronavirus
Fuente: Elaboración propia.

La pandemia de coronavirus está demostrando cómo la tecnología puede marcar la diferencia a la hora de abordar esta crisis. Los países asiáticos que han digitalizado la gestión sanitaria utilizando big data están poniendo freno al virus. Mientras, en Europa y Estados Unidos la descoordinación de los distintos actores involucrados en el almacenamiento y la explotación de los datos personales impide atajar la crisis con esta eficiencia.

Las primeras medidas que han tomado los Estados para contener el avance del coronavirus, como el cierre de espacios públicos o intensas campañas de sensibilización en medios de comunicación, pronto se vieron insuficientes. Una vez que la cifra de contagios comenzó a despuntar, distintos Gobiernos empezaron a recurrir a dos medidas que han destacado por encima de las demás: el uso del big data y el confinamiento. Aunque no han sido excluyentes, los países que tienen la capacidad de implementar eficazmente la primera se han permitido, por regla general, recurrir menos a la segunda. Este ha sido el caso de Corea del Sur o Taiwán, donde se está utilizando análisis de datos para contener el avance del virus. En China, si bien se ha aplicado un férreo confinamiento, también se ha hecho uso del big data. 

Ahora bien, el uso de los datos personales de la ciudadanía está generando debate en torno al derecho a la privacidad. ¿Estamos dispuestos a tener en nuestro móvil una aplicación que permita al Gobierno rastrear nuestros movimientos y almacenar ingentes datos sobre nuestra vida cotidiana? ¿Y si solo es en caso de una emergencia, como durante una crisis? Estas preguntas no tienen...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año