En el foco Política y Sociedad América Latina y el Caribe

Bukele, un nuevo aspirante a dictador en El Salvador

Bukele, un nuevo aspirante a dictador en El Salvador
Fuente: Nuevas Ideas Departamental Ahuachapán.

Al más puro estilo influencer, gorra hacia atrás y móvil en mano, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, siempre parece preparado para un selfie o un tuit. Pero lo que empezó como una excéntrica forma de gobernar a través de las redes sociales se ha convertido en una agresiva estrategia política y comunicativa que está poniendo en jaque a la democracia salvadoreña. Sus tensiones con el resto de poderes del Estado hacen temer un giro autoritario.

Desde que Nayib Bukele tomó posesión de la presidencia de El Salvador en junio de 2019, este pequeño país centroamericano ha aparecido mucho en la prensa internacional. Gracias al tono irreverente y descarado de Bukele, sus tuits y discursos se se viralizan. Bukele se presentó como la única solución a la corrupción y la violencia endémica que asola el país, y prometió una alternativa alejada de la política tradicional. Capitalizó el hartazgo de la población, que le dio su respaldo abrumador como un cheque en blanco. 

Para ampliar: “Nayib “Bukele o cómo gobernar El Salvador a través de Twitter” María Canora en El Orden Mundial, 2019

Bukele comenzó su mandato con golpes de efecto: despidió funcionarios, dio órdenes y decretó leyes y vetos presidenciales a través de Twitter. Estos gestos fueron crispando la relación con el resto de poderes del Estado. Bukele contaba con una amplia aprobación de la población, el respaldo de la comunidad internacional y el apoyo incondicional del Ejército, pero le faltaba el control de la Asamblea Legislativa. Con tan solo once de los 84 diputados de la cámara a su favor, las decisiones de Bukele pasaban necesariamente por llegar a acuerdos ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes