El porcentaje de inquilinos que destinan más del 40% de sus ingresos al alquiler - Mapas de El Orden Mundial - EOM

El porcentaje de inquilinos que destinan más del 40% de sus ingresos al alquiler

Descripción del mapa

Casi un cuarto (el 24%) de los ciudadanos de la Unión Europea que viven de alquiler destinan más del 40% de sus ingresos al mismo, un dato preocupante en una región que aún prefiere la vivienda en propiedad pero donde cada vez más personas optan por alquilar. Suele ser una cuestión de posibilidades: la inestabilidad económica y el creciente precio de la vivienda impiden a muchos europeos optar a la compra de una casa, empujándoles en el mejor de los casos al alquiler. En otros, la alternativa es retrasar la edad de emancipación, que en la UE ya supera los veintiséis años de media.

Pero ¿cuál es la proporción ideal de salario que se debe destinar al pago de las mensualidades? La mayoría de estudios coinciden en que no se debe superar el 30% de los ingresos, aunque algunas instituciones, como el Banco de España, elevan la cifra hasta el 35%. Esto es, si una persona percibe un salario de 1.000€ netos al mes, no debería destinar más de 350€ a pagar el alquiler.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En Estados Unidos, por otra parte, se emplea la regla de las cuarenta veces, es decir, el alquiler mensual debe suponer como mucho una cuadragésima parte del salario anual. Muchos arrendadores utilizan este límite a la hora de elegir a quién alquilan su vivienda, que en la práctica equivale a un alquiler mensual de 412,5€ para una persona que gane 16.500€ al año, el salario modal o más habitual en España. Otra fórmula muy recurrente es la 50/30/20, según la cual el 50% de los ingresos deben reservarse para los gastos, entre ellos la vivienda, el 30% al ocio y el 20% al ahorro.

Se utilice la regla que se utilice, destinar más del 40% de los ingresos al alquiler, el baremo que emplea Eurostat, es una losa que condiciona mucho el nivel adquisitivo. Y es un problema de difícil solución: Alemania, por ejemplo, cuenta con un sistema de regulación de precios del alquiler desde 1971, pero tiene a un 18% de sus inquilinos sobrecargados con el pago de las mensualidades. Algo similar ocurre en los Países Bajos, un país que cuenta con el catálogo de vivienda de alquiler social más amplio de Europa (el 38% del total) pero que también acusa un 27% de alquilados muy castigados por los precios.

Las viviendas en alquiler social en el mundo

De hecho, aunque los datos representados solo incluyen viviendas en alquiler a precio de mercado, es decir, sin incluir el alquiler social o a precio reducido, en el caso de Países Bajos los alquilados que tienen al Estado como casero y destinan más del 40% de sus recursos al alquiler son un 8%, una cifra que sigue siendo elevada.

Sin embargo, la peor parte se la llevan Croacia, España, Rumanía, Bulgaria y Grecia, países donde los inquilinos sin bonificar atados al alquiler suponen más de un tercio del total. En el caso de Grecia ascienden hasta el 83%, un dato que empeoró considerablemente durante la crisis económica. En el extremo opuesto se sitúan Letonia, Chipre y Finlandia, donde tan solo uno de cada diez alquilados reservan el 40% de sus ingresos al pago de su vivienda.

Las personas que viven de alquiler o en propiedad en la Unión Europea

Artículos relacionados

Te puede interesar

Comentarios