El mapa de las fronteras más desiguales del mundo - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Mapa de las fronteras más desiguales del mundo

Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

El mapa de las fronteras más desiguales del mundo

Descripción del mapa

Nacer unos kilómetros más allá o más acá puede cambiar radicalmente el destino de una persona. El ejemplo más claro está en la península de Corea: en la frontera más desigual del mundo, nacer de un lado u otro marca la diferencia entre subsistir y tener una de las esperanzas de vida más altas del mundo. El Producto Interior Bruto (PIB) per cápita de Corea del Norte fue de apenas 1.700$ en 2019, una cifra que apenas supone el 4% del de Corea del Sur, 42.765$ —en paridad de poder adquisitivo, según los datos de The World Factbook de la CIA estadounidense. El primero es un régimen encerrado en sí mismo, considerado como la peor democracia del mundo según The Economist, mientras que el segundo es la decimotercera economía más grande del mundo y una auténtica potencia tecnológica.

Estos desequilibrios son especialmente pronunciados en Asia y África, regiones poco cohesionadas donde la estabilidad y la prosperidad de un país no impide que reine el caos en el país vecino. La abundante presencia de hidrocarburos, así como su gestión, ayuda a entender una parte de esta desigualdad: en el golfo Pérsico, por ejemplo, las monarquías de Arabia Saudí y Omán controlan y rentabilizan al máximo la extracción y exportación de petróleo, pieza fundamental de su economía, mientras que Yemen se encuentra sumida en una guerra civil desde 2014.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En su caso, más que el petróleo, la razón de la disputa es su enclave geoestratégico y su importancia en el comercio mundial de crudo, un activo muy codiciado por la casa de Saud. La comparación es llamativa: Arabia Saudí, con un PIB per cápita de 46.962$, es diecinueve veces más rica que Yemen, donde este apenas se sitúa en los 2.500$.

Algo similar ocurre en el norte de África: mientras Argelia y Libia consiguen mantener a flote su economía gracias a sus ingentes reservas de gas y petróleo, aunque no sin presencia de conflictos o violencia, el árido Níger sigue siendo una de las naciones más pobres de África, con recurrentes hambrunas que causan verdaderos estragos entre su población. Es una triple frontera donde el sur mira desde abajo: el PIB per cápita de Níger apenas supone el 8% del de Libia y el 11% de Argelia.

Otros países destacan por haber conseguido consolidar su régimen en medio de una región convulsa, como Israel en Oriente Próximo o Sudáfrica en África subsahariana. No en vano, a lo largo de sus límites nacionales también se sitúan algunas de las fronteras más desiguales del mundo: Israel es, por un lado, catorce veces más rica que Siria y Sudáfrica, por otro, diez más que Mozambique.

También es curioso el caso de China, un país con un PIB per cápita no especialmente alto (16.117$) pero que al compartir frontera con multitud de países da lugar a contrastes muy llamativos, como ocurre con Corea del Norte o Afganistán, cuyo PIB apenas significa el 11% y el 13% respectivamente del gigante asiático. No es de extrañar que muchas de estas fronteras estén fuertemente militarizadas, en un intento de los países ricos de poner barreras a la pobreza.

La probabilidad de morir siendo un adulto en el mundo

Artículos relacionados

Comentarios