Cartografía Política y Sociedad Europa

Así se reparten los diputados en España

Descripción del mapa

El reparto territorial de los escaños al Congreso de los Diputados es una variable fundamental en las elecciones legislativas españolas, que se enmarca dentro de la Ley Electoral. Tal es su importancia que la distribución de los diputados ha sido frecuente objeto de debate durante los últimos años por las distorsiones —sobrerrepresentación e infrarrepresentación— que se generan en relación a la población que vive en cada una de las provincias.

En total se reparten 350 escaños para el Congreso de los Diputados, una de las dos cámaras —y la más importante— que componen el Parlamento español, junto con el Senado. Así, las provincias más pobladas —Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla— son las que, por una cuestión proporcional, más diputados tienen asignados, mientras que las que menos población poseen, la llamada España vacía, eligen una cantidad significativamente inferior de diputados. Pero, a pesar de estas diferencias, sigue existiendo variaciones importantes en cuanto a la representatividad de la población que vive en esas provincias.

En las circunscripciones más pobladas, así como en Asturias y la parte occidental de Galicia, cada diputado representa a más de 125.000 electores, mientras que en provincias como Palencia, Soria, Ávila o Teruel, esta proporción baja hasta un diputado por menos de 50.000 habitantes. Quienes defienden un reparto más proporcional de los diputados afirman que el voto de una persona que viva en una de las provincias con menor ratio de electores por escaño vale hasta tres veces más que el voto de un ciudadano de las provincias urbanas, por lo que se rompe el principio democrático de una persona, un voto. En cambio, quienes defienden el reparto actual argumentan que si se hiciese un reparto más proporcional de los diputados, las provincias hoy con menos representantes perderían todavía más delegados en el Congreso, lo que podría suponer que se quedasen prácticamente sin voz en el legislativo.

A esta cuestión se le añade además el sistema de voto por el que se reparten los diputados, que es el sistema D’Hondt. Este sistema favorece a los partidos arraigados en circunscripciones pequeñas donde el voto está concentrado frente a circunscripciones con muchos escaños a repartir y un voto más dividido. Es por ese motivo que los partidos más beneficiados por las asimetrías que genera el sistema D’Hondt no estén especialmente interesados en que esta norma sea modificada.

 

1 comentario

  1. El mapa está mal: el círculo de 2 diputados de Soria es 4 veces mayor, no 2, que el de 1 diputado de Ceuta. El de 3 diputados de Teruel es 9 veces más grande, etc. Esto se debe a que los tamaños de los círculos son sus áreas y no sus radios, que es variable que han utilizado ustedes. Así, el círculo de los 15 diputados de Valencia cabe cómodamente 4 veces en el de los 37 diputados de Madrid: da la impresión de que Madrid tiene más de 4 veces más diputados que Valencia, cuando tiene apenas el doble.

    Avatar
    NOEL DAVID TORRES TAÑO