En el foco Política y Sociedad Mundo

El coronavirus y la pandemia del crimen organizado

El coronavirus y la pandemia del crimen organizado
Fuente: elaboración propia.

Los grupos criminales están sacando partido a la pandemia. Desde la mafia italiana a las maras centroamericanas o los yihadistas de Al Shabab, todos han aprovechado el coronavirus para expandir su influencia allí donde el Estado no puede llegar. Como cualquier otra crisis, esta puede ser una desgracia para unos y una oportunidad para otros.

La crisis de 2008 empujó a miles de familias italianas a la pobreza. La recesión económica, el desempleo y la crisis inmobiliaria obligaron a muchos a pedir un crédito para poder hacer frente a sus deudas. Sin embargo, los bancos no prestaban dinero, y en un contexto de crisis como ese, la mafia se convirtió en el banco de crédito más importante del país en una Italia que se ahogaba. Doce años después, la pandemia ha demostrado otra vez que los grupos criminales son parte del sistema, y que también se ven muy influidos por los vaivenes económicos, políticos y hasta sanitarios. Desde las tríadas chinas a la yakuza japonesa, pasando por las maras o los yihadistas, el coronavirus es una gran oportunidad para los grupos criminales, aunque también entrañe riesgos.

Para ampliar: “Yakuza: katanas, tatuajes y limusinas”, Daniel Rosselló en El Orden Mundial, 2015

La vieja escuela contra la pandemia

Esta crisis ha sido algo distinta a la del 2008 en Italia. El coronavirus ha golpeado especialmente al tercio norte del país, la zona más rica e industrial, que acumula el 50% del PIB italiano. Sin embargo, el Gobierno impuso el confinamiento en toda Italia, con lo que el sur, notableme...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año