En el foco Geopolítica Oriente Próximo y Magreb

Siria y el proceso de Astaná

Siria y el proceso de Astaná
Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán

Rusia, Turquía e Irán buscan, a través de la iniciativa diplomática fuera de Ginebra conocida como “proceso de Astaná”, alcanzar un acuerdo beneficioso para todas las partes que asiente el fin de los enfrentamientos e inicie el proceso político y de reconstrucción de Siria.

Desde que estallase la crisis de Siria en 2011, se han impulsado diferentes cumbres e iniciativas diplomáticas con el objetivo de lograr un acuerdo político duradero entre los múltiples actores que forman parte del conflicto. La comunidad internacional buscaba así hacer valer el lema esgrimido por todas las partes de que “no existe una solución militar, tan solo una solución política” para acabar con los enfrentamientos en el país árabe.
Los procesos de Ginebra y Astaná
El proceso de Ginebra nació en julio de 2012 como la primera iniciativa diplomática auspiciada por la ONU que pretendía poner fin a los crecientes enfrentamientos. Esta plataforma diplomática está liderada y es considerada la legítima por Occidente —con EE. UU. a la cabeza— y la oposición política siria. En enero de 2014 se llevaría a cabo la Conferencia de Ginebra II, ya con la participación de la Liga Árabe, la Organización Islámica de Cooperación, el Gobierno sirio y la oposición. No obstante, debido a la volátil situación en el terreno en ese período del conflicto y a la escasa voluntad de negociación real tanto por parte del Gobierno sirio como de la oposición, el proceso se fue dilatando en el tiempo y el ím...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año