En el foco Geopolítica Mundo

Las patentes como motor de la innovación global

Las patentes como motor de la innovación global
Fuente: U.S. Army illustration

Las patentes les dan a sus titulares una gran ventaja respecto a sus competidores, protegiendo sus avances con un derecho exclusivo de explotación. También son un escaparate mediante el cual mostrar al mundo lo que una empresa o un país pueden hacer. Por ello, las patentes se han convertido en una pieza más de la rivalidad tecnológica.

Los grandes inventos de la humanidad se encuentran hoy en día registrados en patentes, que le dan derecho de explotación exclusiva a su dueño y le protegen frente a terceros. Son fundamentales para el sector tecnológico, que da forma a nuestro presente y cada vez tiene mayor repercusión en las economías desarrolladas. Pero las patentes, además de ser registros normativos de la propiedad intelectual, tienen también un carácter simbólico en el plano geopolítico. En un momento en el que cada nuevo gran invento tiene potencial de convertirse en una carrera tecnológica, las patentes pueden mostrar quién está a la cabeza.

Cómo funciona una patente

Una patente es un derecho exclusivo para explotar una invención registrada durante un número de años determinado. Ello protege al titular de la patente de que su método sea usado, reproducido o copiado por terceros a no ser que él o ella quiera. La duración de este derecho exclusivo depende del país donde se registre, aunque normalmente son veinte años, como sucede en el caso de España, China o Estados Unidos. Pasado ese periodo se considera que la invención es de dominio público y todo el mundo puede explotarla. Las patentes protegen a ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año