EOM explica

¿Por qué Arabia Saudí ocupa el puesto 50 (de 160) en el Índice de Desigualdad de Género?

¿Por qué Arabia Saudí ocupa el puesto 50 (de 160) en el Índice de Desigualdad de Género?
Mujer en un mercado de Yeda (Arabia Saudí). Fuente: Nouf Kinani (Flickr)

Desde nuestro formulario, un lector nos pregunta por los motivos por los que Arabia Saudí está en el puesto número 50 en el ranking global de desigualdad de género, por encima de países como Uruguay o Hungría.

El Índice de Desigualdad de Género (IDG) es un instrumento adoptado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 2010 —si bien sus datos se remontan a 2005—. A partir de la puntuación del IDG, el PNUD desarrolla un ranking en el que ordena a los países desde los más igualitarios a los menos, cuyos últimos datos corresponden a 2017. 

A nadie le extraña que Suiza, Dinamarca o Suecia estén entre los primeros, o que Yemen, Chad y Mali se encuentren en la cola, coincidiendo más o menos con sus posiciones en el Índice de Desarrollo Humano. Sin embargo, ¿por qué razón ocupa Arabia Saudí —un país que destaca por la mala situación de los derechos de las mujeres— el puesto 50 de 160 países? Y aún más, ¿cómo es posible que esté por delante de países como Hungría, Turquía o Uruguay en el ranking del IDG? 

Composición del Índice de Desigualdad de Género. Fuente: Human Development Reports

Desde que el PNUD empezó a recopilar datos en 2005, Arabia Saudí ha logrado mejorar drásticamente su puntuación en el índice, pasando de unas cifras peores que las de Sudán a unas mejores que las de Argentina, Colombia o Uruguay. Para comprender esto, resulta esencial saber qué aspectos cubre el Índice de Desigualdad de Género, pues se centra en unos indicadores particulares. En concreto, el IDG se centra en tres dimensiones: la salud, el empoderamiento y la situación laboral. 

Estas, a su vez, se descomponen en unos indicadores muy sencillos: la salud se mide atendiendo a la mortalidad materna y la natalidad de las adolescentes; el empoderamiento está constituido por la proporción de asientos en el Parlamento ocupados por mujeres y el porcentaje de la población con educación secundaria; finalmente, la situación laboral se mide atendiendo al porcentaje de población activa.

En cuanto a salud, las cifras de Arabia Saudí en mortalidad materna están muy por debajo de las de países latinoamericanos como Argentina o Colombia, e incluso de Estados Unidos. Tampoco la maternidad adolescente es demasiado alta, siendo inferior a la de países como Uruguay o España. Teniendo todo esto en cuenta, es importante mencionar que Arabia Saudí permitió en 2013 la participación de mujeres en el Consejo de la Shura —un Parlamento que asesora al rey en sus decisiones—, ocupando un 20% de sus sillones, cifra solo algo por debajo del 23,7% de mujeres del actual Congreso estadounidense

Otro dato donde el país arábigo se queda algo por detrás es la proporción de mujeres que terminan la educación secundaria: por cada 100 hombres con educación secundaria hay 86 mujeres, lo cual está muy por debajo de las 98 mujeres por cada 100 hombres que se espera de un país con su nivel de desarrollo humano. En cambio, en cuanto a participación en el mercado laboral, las cifras por género difieren enormemente: un 79,22% de varones entre 15 y 64 años forman parte de la población activa, mientras que solo un 23,37% de mujeres en la misma franja de edad lo hacen —aunque se puede esperar que esta cifra aumente con la paulatina apertura del mercado laboral para el género femenino—. Este dato sitúa a Arabia Saudí solo por encima de una decena de países —entre los que se encuentran Estados con situaciones tan complejas como Palestina, Siria o Yemen—.

En resumidas cuentas, la posición de Arabia Saudí en este ranking se puede explicar por su buen desempeño en áreas como la salud materna o la participación institucional, si bien la inserción de las mujeres en el mercado laboral o en educación secundaria dejan bastante que desear. Por todo ello, no es de extrañar que haya quien considere que el Índice de Desigualdad de Género ha de ser revisado.

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

1 comentario

  1. Nada tiene que ver que los jeques hayan pagado por no estar tan arriba en la lista, ¿no?