Cartografía Política y Sociedad Mundo

¿Cuánto personal de enfermería hay en cada país?

Descripción del gráfico

El personal de enfermería realiza un trabajo fundamental en los sistemas sanitarios. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define su labor como «la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención dispensada a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal», por lo que llevan el mayor peso a la hora de cuidar y atender a los enfermos. Precisamente su número es un indicador interesante de la robustez y capacidad que puede tener un sistema sanitario, ya que a mayor proporción de enfermeros y enfermeras dentro de la sociedad, se entiende que pueden dar una mejor atención a los pacientes que tienen a su cargo. En ese sentido existe cierta correlación entre el nivel de desarrollo de los estados de bienestar y el número de personal sanitario, de enfermería o médico.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Por los datos que se encuentran en el Global Health Security Index, aquellos Estados con un ratio más elevado de personal de enfermería son conocidos por llevar a cabo importantes políticas de bienestar y notables inversiones desde el sector público. Así destacan Suiza, Noruega o Dinamarca, todos por encima de 1.500 enfermeros y comadronas —un trabajo enormemente importante también— por cada 100.000 habitantes. A estos países les ayuda su baja población y que esta se encuentre concentrada en núcleos urbanos, lo que permite dar un servicio sanitario más eficiente.

Los países nórdicos o Suiza también lideran el ratio de empleo sanitario y social.

Tras los grandes feudos de los sistemas de bienestar llegarían Alemania y Francia, también conocidos por sus amplios estados asistenciales pero enormemente poblados, lo que hace que el ratio descienda. Por debajo de 1.000 personas dedicadas a la enfermería se situarían sistemas con distintas características: algunos, como Estados Unidos, totalmente privatizados; otros, como el de Reino Unido, públicos pero con importantes problemas de financiación y donde en los últimos años se han visto sustanciales recortes; y más allá, países con sistemas de bienestar desarrollados, caso de España o Italia, pero sin un músculo económico a escala nacional equiparable al estadounidense, británico o alemán.

Artículos relacionados

Comentarios