Los países con más y menos emigrantes del mundo en relación a su población

Cartografía Política y Sociedad Mundo

Los países con más y menos emigrantes del mundo

Descripción del gráfico

En Palestina, por cada mil habitantes que residen en el país, 750 personas han emigrado. En Corea del Norte, el ratio desciende a tan solo cuatro personas. Son las dos caras de un mundo en el que nunca antes había habido tantos desplazados. En 2019 ya eran 272 millones las personas que vivían en un país distinto al de su nacimiento, 51 millones más que en 2010, lo que supone el 3,5% de la población mundial.

Desde los tiempos más remotos, el ser humano ha emigrado. Algunas personas lo continúan haciendo por motivos económicos u oportunidades laborales. Otras para huir de la violencia o el hambre. Y otros, cada vez más, para evitar los efectos adversos del cambio climático y los desastres naturales. En otras palabras: muchos migrantes eligen probar suerte en otro país, pero muchos otros también se ven obligados a hacerlo. De hecho, en 2018 el número de desplazados forzosos creció hasta los 70 millones, de los cuales 26 millones eran refugiados.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de 2019 permiten localizar estos dos mundos paralelos de la inmigración: por un lado, aquellos países que cuentan con diásporas recientes muy significativas, hasta el punto de alcanzar tres cuartas partes de la población residente en territorio nacional, como en Palestina; y por otro, aquellos que apenas cuentan con emigrados en comparación con su población. A este último grupo pertenecen países en rápido crecimiento en los que no falta trabajo, como India, Etiopía, China o Nigeria, pero también dictaduras que no están demasiado conectadas al mundo, como Omán o Corea del Norte.

Con respecto al grupo de países con más emigrados, es importante señalar que solo incluye a los que cuentan con más de 300.000 habitantes. Este criterio permite eliminar de la lista islas minúsculas y colonias como Monserrat o Niue, que cuentan con la mayoría de su población viviendo en otro país. En la primera, un territorio británico de ultramar, la erupción del volcán Soufrière Hills obligó a evacuar la isla en 1997, mientras que en la segunda, una isla asociada a Nueva Zelanda, la tormenta tropical Heta arrasó en 2004 un gran número de casas que nunca volvieron a ser construidas.

¿Qué porcentaje de inmigrantes hay en el mundo?

De esta forma, el país con una población significativa que cuenta con más nacionales viviendo fuera de sus fronteras es Palestina. El origen de su diáspora se remonta a la Guerra árabe-israelí de 1948 y la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando cientos de miles de palestinos hicieron las maletas en busca de seguridad ―el éxodo palestino se conoce con el nombre de Nabka―. En la actualidad se estima que aproximadamente la mitad de palestinos son refugiados o desplazados, la mayoría de ellos radicados en la vecina Jordania, Siria y Líbano. Algo similar ocurre en Siria, que cuenta con la comunidad de refugiados más grande del planeta, con 5,6 millones de sirios repartidos por todo el mundo, la mayoría de ellos en Turquía; o en el Sáhara Occidental, de donde son originarias 200.000 personas instaladas en campos de refugiados en Argelia desde hace ya 45 años.

Otros países aparecen en la lista de grandes diásporas por la facilidad que tienen sus habitantes para emigrar a otros territorios, como ocurre con Surinam ―el país americano se independizó del Reino de los Países Bajos en 1975, pero en la actualidad cuenta con cerca de 350.000 emigrados en el país neerlandés― o Puerto Rico, cuyos ciudadanos son considerados estadounidenses desde 1917.

El desempleo en nativos e inmigrantes

Artículos relacionados

Comentarios