El mapa del sentimiento regional en la Unión Europea - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Mapa del sentimiento regional en la Unión Europea

Cartografía Política y Sociedad Europa

El mapa del sentimiento regional en la Unión Europea

Descripción del mapa

El regionalismo está en auge. En España, por ejemplo, tras décadas de políticas que han empujado a la población hacia la costa o los principales núcleos urbanos del país —Madrid y Barcelona, básicamente— y que han desprovisto de habitantes, inversión e infraestructuras al resto del territorio, el término “España vaciada” ha irrumpido con fuerza en el parlamento.

Es el término que hace referencia a las zonas de España que sufrieron emigraciones masivas durante el denominado éxodo rural de las décadas de 1950 y 1960 y que, en lugar de reponerse, siguen vaciándose en la actualidad. A pesar de su enorme impacto en las economías locales, es un fenómeno que durante mucho tiempo quedó silenciado en nombre del desarrollo, pero en los últimos tiempos se ha convertido en un tema central del debate político.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El caso de Teruel Existe lo demuestra. En las elecciones nacionales de 2019, este pequeño partido de la provincia aragonesa de Teruel consiguió un escaño en el Congreso, convirtiéndose en la primera agrupación electoral —conjunto de ciudadanos que se asocia temporalmente con el único fin de participar en unos comicios— en hacerlo en España. Con un discurso centrado en la despoblación, la formación surgió en el año 1999 pero tardó veinte años en concurrir a unas elecciones nacionales y lograr un diputado.

Es uno de los mejores ejemplos del avance del regionalismo en Europa, un movimiento en el que también se enmarca el ascenso de Los Verdes en Alemania y que demanda más atención al entorno rural por parte de los gobernantes de la capital.

El independentismo en Europa

Se trata de una corriente ideológica con algunas similitudes con el nacionalismo, en tanto que propone la defensa específica de los intereses de una de las partes en las que se divide un territorio que se caracteriza por su homogeneidad étnica, cultural o idiomática. Sin embargo, a diferencia del anterior, y aquí está la clave, el regionalismo acepta la existencia de un poder político superior como el Estado.

En lugar de independencia, los regionalistas apuestan por el autonomismo y la descentralización, y reclaman una adecuación de la acción estatal a las necesidades locales, un mayor acercamiento de los ciudadanos a la gestión del Estado, la promoción de la tradición local y la redistribución de la renta nacional para mejorar las condiciones de las áreas con mayores problemas.

El mapa del sentimiento nacional en la Unión Europea

No es de extrañar, por tanto, que en Europa las zonas que cuentan con movimientos independentistas potentes se identifiquen poco o en menor medida que el resto con la región a la que pertenecen en el marco territorial de su país. Así se desprende de la encuesta de 2021 del Quality of Government Institute (EQI), un organismo independiente fundado en 2004 en colaboración con la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

En concreto, el EQI planteó de media a 500 personas de cada región de la Unión Europea la siguiente pregunta:  “Las personas pueden sentir diferentes niveles de apego al lugar donde viven y a Europa. En una escala del 1 al 10, donde ‘1’ es ‘nada’ y ’10’ es ‘muy apegado’, ¿cómo de apegado se siente a su región en su país?”.

El mapa del sentimiento europeo en la Unión Europea

Bajo esta pregunta también se pueden observar las regiones con más o menos niveles de apego a la nación. En tanto que no se trata de una cuestión simplemente orientada al apego regional sino al encaje de esa región dentro del propio país, las zonas donde existen movimientos independentistas o nacionalistas presentan una puntuación más baja. Es lo que ocurre con el País Vasco o Cataluña en España, Flandes en Bélgica o Córcega en Francia.

Por el contrario, las regiones de los países nórdicos, Irlanda y Europa del Este son las que más apegadas a su región se sienten, con la danesa Jutlandia Central a la cabeza.

Artículos relacionados

Comentarios