La evolución de la inflación en Venezuela - Mapas de El Orden Mundial - EOM
La hiperinflación en Venezuela medida con el índice del café con leche

Cartografía Economía y Desarrollo América Latina y el Caribe

La evolución de la inflación en Venezuela

Descripción del gráfico

Una de las características principales de la crisis que vive Venezuela desde hace unos años es la desbocada inflación. Originada por la combinación de tener que importar multitud de productos, un caótico y restrictivo sistema cambiario, y unas sanciones internacionales que dificultan salir de esa espiral, el país caribeño no ha hecho sino ahondar en la crisis, y su moneda, el bolívar, ha ido perdiendo más y más valor con el paso del tiempo. Tal ha sido esta depreciación que, sumado a la opacidad del Gobierno, se ha vuelto prácticamente imposible conocer con exactitud cuál es el valor real del bolívar. De ahí que el medio económico Bloomberg haya tratado de medirlo de una forma poco ortodoxa: a través del precio de un café con leche.

Si la inflación suele medirse a través de una canasta de productos básicos de consumo habitual en cualquier hogar, la situación de desabastecimiento y los vaivenes de precios en Venezuela ha impedido optar por esta vía. De ahí que se haya diseñado este sencillo Índice del café con leche, midiendo de forma regular el precio de este producto en una cafetería caraqueña como manera de evaluar los cambiantes precios.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El resultado de este índice es evidente: si en el año 2018, cuando el país ya tenía evidentes problemas de inflación, un café con leche se pagaba a 2,50 bolívares, a finales del año 2020 su precio ya ascendía a 1.300.000 bolívares. Esto no quiere decir que algo tan básico se haya vuelto totalmente innacesible, sino que la moneda ha perdido por el camino tanto valor que para adquirir productos básicos se necesitan millones de bolívares.

Las soluciones para esta situación no son sencillas: desde el oficialismo se apunta a las sanciones estadounidenses como bálsamo para salir de esta crisis, aunque esta venga originada principalmente por el estricto control cambiario impuesto desde hace años, que incentiva la depreciación del bolívar; desde fuera se ha apuntado a la dolarización del país como forma de introducir una moneda estable a nivel internacional, una opción que de forma más o menos oficial países como Ecuador o Argentina han tomado en los últimos tiempos para paliar sus problemas de inestabilidad económica.

La economía de Venezuela con Nicolás Maduro

Comentarios