En el foco Política y Sociedad América Latina y el Caribe

El largo confinamiento no podrá evitar la crisis en Argentina

El largo confinamiento no podrá evitar la crisis en Argentina
Fuente: elaboración propia.

Cuando el presidente de Argentina, Alberto Fernández, ordenó la cuarentena en marzo de 2020 para frenar la expansión del coronavirus, nadie se imaginaba que se convertiría en una de las más largas del mundo. Más de seis meses después, sus consecuencias abocan a Argentina a la peor crisis económica y social desde 2001. Después de solo un año de mandato, el Gobierno se enfrenta a protestas sociales, al eterno problema de la deuda y al aumento de contagios.

La victoria del peronista Alberto Fernández en las elecciones presidenciales de 2019 puso fin al paréntesis liberal de su antecesor, Mauricio Macri. Tras asumir el cargo en enero de 2020, el principal desafío de Fernández era negociar el pago de la deuda argentina con los acreedores internacionales y relanzar el crecimiento económico del país. El Gobierno comenzó esas negociaciones y lanzó un paquete de medidas sociales de choque en sus primeros dos meses. El peronismo, que antes que Fernández habían abanderado otros mandatarios argentinos como el matrimonio Kirchner, parecía iniciar su retorno al poder por buen camino. Sin embargo, la llegada de la pandemia a Argentina obligó al presidente a concentrarse en la crisis sanitaria. 

El Gobierno argentino decretó el confinamiento el 20 de marzo de 2020, con la consecuente paralización económica y social. Con más de 765.000 contagiados y 20.000 muertos, Argentina tiene una tasa de mortalidad menor que Brasil, Chile, Perú o México, pero es uno de los países más afectados por la pandemia. La cuarentena no ha dado los resultados esperados. Mientras que en España o Francia se habla ya de segunda ola, Argentina sigue en una primera ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes