En el foco Política y Sociedad Mundo

Ciberataques y desconfianza social: las razones por las que el voto electrónico no triunfa

Ciberataques y desconfianza social: las razones por las que el voto electrónico no triunfa
Fuente: elaboración propia.

El voto electrónico está implantado en pocos países, a pesar de sus aparentes ventajas. El principal freno es tecnológico, ya que cualquier sistema informático puede ser atacado, además de otras limitaciones técnicas. Pero también pesa la desconfianza ciudadana, que ya ha hecho surgir teorías de la conspiración en países con sistemas seguros de voto físico.

Desde hace años se habla de las bondades del voto electrónico. Consumiría menos recursos físicos, aceleraría el recuento de votos, eliminaría la necesidad de desplazamiento y podría aumentar la participación si se salvasen las brechas tecnológicas. Sin embargo, este sistema está lejos de consolidarse. Según un análisis del International Institute for Democracy and Electoral Assistance (IDEA), solo el 14,6% de 188 países cuenta con voto electrónico nacional, el 8,4% a nivel regional y el 2,2% a nivel local. Excluyendo al 0,6% que no reporta datos, el 80,9% de los países no lo ha implantado. ¿Y qué lleva a tantos países a renunciar al voto electrónico? Las causas son tecnológicas y sociales.

Cualquier votación electrónica puede ser ciberatacada

El voto electrónico puede ser de varios tipos. Además de a través de internet, puede ser presencial mediante tarjetas perforadas o la selección en una pantalla, entre otras opciones. La mayoría de los países que lo ha implementado en alguna de sus formas están satisfechos con el balance. El investigador español Fernando García Mora, de la Universidad Oberta de Catalunya, publicó en junio de 2020 un estudio sobre el voto electrónico a ni...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes