EOM explica Geopolítica Europa

¿Qué es la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)?

¿Qué es la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)?
Fuente: Pixabay.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es una organización militar internacional liderada por Estados Unidos y formada por veintinueve países de Norteamérica y Europa que se comprometen a responder conjuntamente ante cualquier ataque contra uno de ellos. Se fundó en 1949 con doce miembros para protegerse de la Unión Soviética durante la Guerra Fría, y desde entonces su número ha ido creciendo.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Tras la caída de la URSS, la Alianza ha admitido a países del bloque del Este como Bulgaria, Polonia o Rumanía, o incluso antiguas repúblicas soviéticas como Letonia o Lituania. Esas incorporaciones tienen un gran componente simbólico, pues estos países pertenecieron en su día al Pacto de Varsovia, la organización militar rival liderada por la URSS y creada en 1954. El último país en incorporarse fue Macedonia del Norte, en 2020. Además, Bosnia-Herzegovina y Georgia son aspirantes oficiales a entrar.

El artículo 5 y la defensa colectiva

La OTAN puede emplear medios políticos y militares para proteger a sus miembros de cualquier amenaza, desde el terrorismo internacional hasta las catástrofes naturales o humanas, incluida una pandemia. Además, si alguno de sus miembros es atacado o amenazado por algún agente externo, este tiene derecho a invocar el principio de defensa colectiva, previsto en el artículo 5 del tratado, que obliga al resto de miembros a acudir en su ayuda. Hasta ahora, el artículo 5 solo se ha activado una vez, cuando Estados Unidos lo pidió tras los atentados yihadistas del 11 de septiembre en 2001. La alianza respondió lanzando una operación contra el Gobierno de los talibanes en Afganistán, que protegía a Al Qaeda, el grupo terrorista responsable de los atentados.

Pese a haberse creado como herramienta de defensa durante la Guerra Fría, la OTAN nunca entró en combate durante esa época. Su primera intervención llegó tras la caída de la URSS, en la guerra de Bosnia (1992-1995), en la que las fuerzas de la Alianza implementaron bloqueos navales y zonas de exclusión aérea aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU. También fue allí donde desplegó su primera operación de combate, la operación Fuerza Deliberada, en 1995, y sufrió sus primeras bajas.

La polémica del presupuesto

Las fuerzas de la OTAN dependen del presupuesto de defensa de cada Estado miembro. El socio que más invirtió en defensa en 2020 es Estados Unidos, con un 3,76% de su PIB, seguido por Grecia, con el 2,68%, mientras que España o Bélgica apenas superan el 1%. Para paliar estas diferencias, en 2014 se acordó que todos los miembros debían destinar al menos un 2% en 2024. No es una obligación vinculante, por lo que sobre el papel no hay consecuencias en caso de incumplimiento. Pero este compromiso está en el foco del debate, especialmente desde que en 2018 el entonces presidente estadounidense Donald Trump acusara al resto de socios de aprovecharse de Estados Unidos y cuestionó la utilidad de la organización. 

Estas y otras decisiones de la organización se toman en el Consejo del Atlántico Norte, presidido por su secretario general, cargo que desde 2014 ostenta el noruego Jens Stoltenberg. El secretario también preside las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno, que no son periódicas, sino que se convocan para tratar cuestiones concretas, y pueden celebrarse en cualquiera de los países miembros, incluida Bélgica, en cuya capital, Bruselas, tiene la OTAN su sede. Todos los acuerdos se adoptan por consenso y no hay votación formal, salvo para dirimir si ingresa un nuevo Estado miembro, en cuyo caso basta un voto en contra para bloquear el ingreso. 

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios