Los países con más muertos por catástrofes climáticas - Mapas de El Orden Mundial - EOM

Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

Los países con más muertos por catástrofes climáticas

Descripción del gráfico

526.000 personas murieron entre 1998 y 2017 a causa de más de 11.500 fenómenos meteorológicos extremos en el mundo. Germanwatch elabora anualmente el Índice de Riesgo Climático Global (IRC) para indicar “el nivel de exposición y la vulnerabilidad a los fenómenos climáticos extremos” y advertir a los países con mayores amenazas.

Sin embargo, este índice se basa únicamente en datos pasados y no puede utilizarse para proyecciones a futuro. Además, solo mide el impacto directo de fenómenos meteorológicos extremos, por lo que catástrofes climáticas como el aumento del nivel del mar, el derretimiento de los glaciares o mares más ácidos y cálidos quedan excluidos del análisis, mientras que otros como las olas de calor solo se miden a través de las muertes causadas de forma directa y no por una posterior sequía o hambruna.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

A pesar de ello, el Índice de Riesgo Climático Global reúne uno de los conjuntos de datos más fiables sobre las consecuencias de desastres climáticos y permite identificar los países que más han sufrido a causa de estos eventos. Así, entre 1998 y 2017, Myanmar, Dominica y Honduras fueron los países que más muertes contabilizaron por fenómenos climáticos extremos.

En la lista de países más afectados se diferencian dos grupos: por una parte, aquellos territorios que sufrieron catástrofes excepcionales y su cifra de muertos se disparó en un año concreto ―como Myanmar con el ciclón Nargis de 2008, Honduras con el huracán Mitch de 1998 o Puerto Rico con el huracán María de 2017― y, por otro, aquellos países que frecuentemente se ven sacudidos por catástrofes, como Haití, Dominica o Micronesia.

Asimismo, la presencia de varios países europeos entre las regiones más devastadas se debe principalmente al extraordinario número de fallecidos durante la ola de calor de 2003. Este tipo de eventos, junto con precipitaciones extremas e inundaciones, ha aumentado en Europa, Australia y Asia, una tendencia que continuará incrementándose conforme la temperatura media global siga creciendo.

Comentarios