Los mayores exportadores e importadores de alimentos - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Mayores países del mundo importadores y exportadores de alimentos

Los mayores exportadores e importadores de alimentos

Descripción del mapa

La globalización del comercio ha hecho dependientes a unos países de otros para alimentar a su población. No en vano, el comercio mundial de productos agroalimentarios se ha multiplicado por dos desde 1995, alcanzando los 1,5 billones de dólares estadounidenses en 2018. Las principales causas de ese crecimiento han sido la disminución del coste del transporte de mercancías, la multitud de acuerdos comerciales que han reducido el impacto de los aranceles, la urbanización y el aumento de los ingresos tanto en países desarrollados como en desarrollo. Este último viene acompañado también de cambios en la alimentación de la población: a medida que un país incrementa sus ingresos, sus ciudadanos abandonan los alimentos básicos y comienzan a consumir más lácteos, carne, frutas y hortalizas.

El fuerte desarrollo del comercio mundial en las últimas dos décadas ha dado lugar a redes interconectadas de provisión y abastecimiento de bienes y servicios, lo que se conoce como cadenas de suministros globales, y si un eslabón falla en un lugar determinado es probable que su efecto se note en el lado opuesto del planeta. De hecho, el comercio de alimentos se encuentra estancado desde 2008. La desaceleración económica afectó de lleno a la exportación e importación de productos agroalimentarios, a lo que pronto hubo que sumar la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el brexit, la dimisión del director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las rivalidades comerciales entre la Unión Europea y EE.UU.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Por si fuera poco, a principios de 2020 el estallido de la pandemia de coronavirus paralizó gran parte de las cadenas de suministros globales. Las restricciones de movimiento y la pausa de gran parte del sistema productivo provocaron un desplome de entre el 13% y el 32% del comercio mundial de mercancías el pasado año según la OMC, y las continuas olas de la pandemia aún no han permitido recobrar la normalidad en el comercio.

Aún se desconoce el impacto definitivo del virus, pero es fácil intuir cuáles son los países más perjudicados en el plano comercial: los datos de la Organización Mundial del Comercio muestran que en 2018 la mitad de la exportación (48%) y la importación (52%) mundial de alimentos estaba en manos de apenas diez países, entre los que destacaban Estados Unidos y China. No en vano, las potencias agrícolas se han especializado en la producción de uno o varios tipos de alimentos cada en los que basan gran parte de sus exportaciones, como Brasil con la soja o España con las frutas, las hortalizas o la carne de cerdo. 

La competición comercial entre China y Estados Unidos

Mención aparte merece el caso de los Países Bajos, que, a pesar de tener una extensión 237 veces menor que la de Estados Unidos, sobresalen como el segundo mayor exportador de alimentos a nivel global. Aunque es cierto que el sector agrícola neerlandés es puntero en cuanto a tecnología, innovación y logística se refiere, la principal razón del éxito comercial del país reside en Róterdam, concretamente en su puerto. Gracias a contar con la entrada marítima más importante de Europa, los Países Bajos reciben una gran cantidad de mercancías, de las cuales hasta el 60% vuelve a abandonar el país. Es lo que se conoce como efecto Róterdam, el papel de los Países Bajos como intermediario comercial y la sobreestimación de su volumen de negocio.

Artículos relacionados

Comentarios