En el foco Economía y Desarrollo Europa

Cómo los Países Bajos han llegado a ser el segundo exportador mundial de piña y aguacate

Cómo los Países Bajos han llegado a ser el segundo exportador mundial de piña y aguacate
Fuente: elaboración propia.

Más allá de los tulipanes y su estabilidad económica, los neerlandeses se sienten profundamente orgullosos de su puntero sector agrícola. No es para menos: contra todo pronóstico, son los reyes de la exportación de alimentos en el mundo, solo por detrás de los Estados Unidos. Pero sus cifras están dopadas. Tanto que un tercio de las exportaciones de alimentos de los Países Bajos son, en realidad, bienes producidos en otros países. Es la consecuencia del efecto Róterdam.

Cacao, patata, piña, aguacate, tomate o pollo. Con la segunda mayor densidad de población de la Unión Europea y una extensión 237 veces menor que la de Estados Unidos, los Países Bajos figuran entre los principales exportadores de un sinfín de alimentos. No en vano, los neerlandeses son los segundos mayores exportadores de productos agrícolas y los primeros de verduras frescas del mundo en términos de valor, solo por detrás de Estados Unidos, y por delante de otras potencias comerciales como Alemania, Brasil o China.

¿Cómo lo han conseguido? Tecnología, innovación, logística y un enclave estratégico son las principales respuestas. Los Países Bajos son punteros en la aplicación de la tecnología a las técnicas de cultivo, pero su ubicación también los convierte en la entrada marítima más importante de Europa, lo que infla y distorsiona sus cifras comerciales. En 2018, los bienes agrícolas aportaron a la economía neerlandesa un beneficio de 42.000 millones de euros, el 4,6% de su producto interior bruto, unos resultados impensables para un país tan pequeño. Pero tiene truco: el 60% de los bienes que entran en los Países Bajos vuelven a salir poco después.

La agricultura del fut...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes