En el foco Política y Sociedad Europa

Los Países Bajos, la cuna del capitalismo, no encuentra su sitio en la Unión Europea

Los Países Bajos, la cuna del capitalismo, no encuentra su sitio en la Unión Europea
Fuente: elaboración propia.

La negociación del plan de recuperación económica para la crisis del coronavirus ha sacado a la luz las desavenencias de los Países Bajos con la mayoría de países de la Unión Europea. Del sueño inicial de una unión exclusivamente comercial gobernada por el liberalismo económico, los Países Bajos han despertado en una Unión Europea con una profunda integración política. Su tradición capitalista y sus lazos con el Reino Unido y Estados Unidos contribuyen a que los neerlandeses no hayan encontrado todavía su lugar en la UE.

Pese a ser uno de los países fundadores de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) —precursora de la UE—, los Países Bajos han estado inquietos con la idea de una integración política europea desde el principio. Su idea original era formar parte de una comunidad transatlántica basada en el comercio y el liberalismo económico, pero se han visto atrapados en una comunidad europea continental de naturaleza profundamente política. Pese a la frustración que sus reticencias hacia el fondo europeo de recuperación económica por el coronavirus haya provocado en Europa, los Países Bajos no se han convertido en un país “frugal” de un día para el otro. ¿Por qué este interés por el liberalismo económico y el libre comercio? En pocas palabras: porque los Países Bajos inventaron el capitalismo. 

Los Países Bajos son un país costero y muy llano, lo que hace que el mar inunde grandes hectáreas de terreno que de no ser así podrían servir para actividades económicas. Desde el siglo XIII, los neerlandeses han usado molinos de viento para drenar la tierra con el objetivo de tener más tierras arables para la agricultura. Como la construcción de estos sistemas de drenaje era muy cara,...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes