Cartografía Economía y Desarrollo Oriente Próximo y Magreb

La evolución de los salarios en Oriente Próximo y el Magreb

Descripción del gráfico

La última década ha sido, para los países de Oriente Próximo y el Magreb, enormemente convulsa en multitud de aspectos, incluyendo el plano económico. La región, que es una mezcla entre economías en transición, estados que viven casi exclusivamente del petróleo y países con cierta solidez económica, ha visto durante estos años evoluciones en los salarios que abarcan desde importantes retrocesos a amplios avances por los datos que arroja el Global Wage Report 2018/19 de la Organización Internacional del Trabajo.

La gran mayoría de países sufrieron convulsiones políticas a partir del año 2011 en lo que se acabó conociendo como revueltas árabes. Y esto, como es lógico, afectó al desempeño de su economía. Así, donde hubo turbulencias que no terminaron de desestabilizar totalmente el régimen político —como acabó ocurriendo en Siria o Libia, ambos envueltos en sendas guerras civiles—, se han visto tímidos crecimientos, como Túnez, Egipto, Argelia o Baréin.

Otros estados, como Catar o Turquía, han visto cómo sus trabajadores aumentan su poder adquisitivo a pesar de haber sufrido importantes contratiempos geoeconómicos. En el caso del país arábigo fue un bloqueo impuesto por Arabia Saudí y en el caso turco una crisis inflacionaria importante, acompañada de una devaluación de la lira turca.

Aquellos que mejor comportamiento han tenido son Omán, que ha hecho de la discreción una virtud, y Arabia Saudí, que aunque no atraviesa su mejor momento a nivel político y económico, ha encontrado en el desarrollismo financiado por el petróleo una solución a corto plazo mientras pone la vista en décadas futuras.

En el lado de los perdedores destaca el caso de Palestina, un país paralizado desde fuera y desde dentro. Por un lado, la presión israelí —bloqueo económico a zonas como Gaza incluido— está generando un daño económico importante, y por el otro, la elevada corrupción e inoperancia de la administración palestina les impide ganar dinamismo.

Comentarios