Cartografía Economía y Desarrollo Europa

¿Cuántos europeos están afiliados a un sindicato?

Descripción del gráfico

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un sindicato es “una organización constituida con el objetivo de reforzar y defender los intereses de los trabajadores”. No obstante, a la hora de medir la tasa de sindicalización en la Unión Europea, la OIT únicamente tiene en cuenta los miembros de los sindicatos que están empleados para facilitar la comparación internacional.

De esta forma, las últimas cifras de la Organización Internacional del Trabajo —recogidas entre 2013 y 2016— arrojan una conclusión evidente: los países nórdicos son los que cuentan con los sindicatos más fuertes en cuanto a número de trabajadores afiliados se refiere. Es, en concreto, el caso de Dinamarca, Suecia y Finlandia, que presentan más de un 60% de participación —porcentajes, sin embargo, más bajos que en 2001, según el Instituto de Estudios Económicos—. Los países nórdicos, en general, cuentan con una población más activa política y socialmente, lo que también tiene su reflejo en las tasas de afiliación a un sindicato. Además, al igual que en algún otro país europeo, solo los trabajadores sindicalizados pueden disfrutar de los logros cosechados por los sindicatos en materia laboral, de forma que muchos de ellos se afilian en busca de este tipo de prestaciones.

En el lado contrario, los países del este son los que salen peor parados: Bulgaria, Letonia, Polonia, Eslovaquia, Chequia, Hungría, Lituania y Estonia ocupan ocho de los nueve últimos puestos, una herencia de las instituciones soviéticas. El único país del resto de Estados miembro de la Unión Europea que se cuela en esa lista —en antepenúltima posición— es Francia, un caso muy particular. El número de afiliados en el país ha venido cayendo desde la Segunda Guerra Mundial, pero, paradójicamente, sus sindicatos están muy bien implantados y cuentan con una gran presencia en el sistema laboral.

Tras los países del este y Francia, España y Portugal son los Estados con las tasas de sindicalización más bajas en la UE.

Comentarios