El comercio del Reino Unido - Mapas de El Orden Mundial - EOM

Cartografía Economía y Desarrollo Europa

El comercio del Reino Unido

Descripción del gráfico

Reino Unido es, pese a su reducido tamaño, la sexta economía del mundo —recientemente relegada de la quinta posición por el empuje de India—. Su economía está muy diversificada y es el décimo exportador y el quinto importador mundial.

El sector servicios tiene una enorme presencia y está muy diversificado, con algunos servicios muy especializados, donde destaca la City de Londres, uno de los centros financieros más importantes del mundo. Este sector ayuda a compensar la balanza de pagos británica, que importa bienes por un valor 200.000 millones de dólares sobre las exportaciones del país.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

El brexit amenaza la economía del Reino Unido, ya que su principal socio comercial es el resto de la Unión Europea, de donde proceden más de la mitad de las importaciones de bienes y hacia donde se dirigen casi la mitad de las exportaciones. 

La propuesta británica por sustituir a la UE con la Commonwealth parece poco realista, ya que los 50 países que forman parte de la Mancomunidad de Naciones fuera de la UE —Malta y Chipre forman parte de ambas organizaciones— apenas representan un 7% del valor de los bienes que importa y exporta Reino Unido.

Aunque el país sea más dependiente de la UE que la comunidad europea del Reino Unido, ambos se enfrentan a grandes retos ante su separación, especialmente si se produce un brexit sin acuerdo.

Los otros dos grandes socios comerciales, China y EE. UU., se encuentran inmersos en una guerra comercial que, de rebote, ya ha llegado hasta Europa, y ante la que Reino Unido puede salir mal parado. Además, ambas potencias son menos relevantes para la economía británica que Alemania. Tal es así que juntas representan para el comercio de bienes menos que la suma de Alemania y Países Bajos. No obstante, al menos en el caso chino sí se tiene la intención de ganar mercado en el Reino Unido a través del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, de la cual uno de sus extremos está situado en la isla de Gran Bretaña.

Artículos relacionados

Comentarios