Cartografía Economía y Desarrollo Europa

¿Cuántas camas de hospital públicas y privadas hay en Europa?

Descripción del gráfico

Aunque Europa está dominada por los sistemas del bienestar y cuenta con buenos sistemas sanitarios que cubren casi al total de la población, cada país ha optado por diferentes modelos de gestión pública, privada o mixta para lograrlo. Un buen modo de verlo es analizar la proporción pública y privada de camas hospitalarias en cada modelo sanitario.

En general Europa está dominada por los sistemas públicos, que llegan a ser el único sistema existente en países como Islandia o Reino Unido. Sin embargo las cifras de este último son engañosas, ya que el Sistema Nacional de Salud ofrece como públicas todas las camas hospitalarias aunque sean gestionadas por centros privados, y se basan en un sistema de partenariado público-privado que realmente tiene mucho de privado. En otros países sí hay un sector privado, pero en el cómputo total es anecdótico, como en Lituania, Eslovenia, Croacia, Malta, Finlandia o Rumanía.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Únicamente tres Estados están dominados por sistemas sanitarios privados: Alemania, Bélgica y Países Bajos, aunque en los dos últimos queda prohibida la existencia de hospitales con ánimo de lucro.

Entre medias quedan los sistemas sanitarios del sur de Europa, que aunque tienen un mayor número de camas públicas también tienen importantes porcentajes de camas privadas, normalmente mezclando instalaciones privadas con y sin ánimo de lucro.

Estas diferencias permiten agrupar a los países según su planteamiento en cuanto a la sanidad: no intervencionistas, que permiten el libre mercado en el ámbito sanitario (Alemania); los que no tienen sistemas públicos, o lo tienen muy reducido pero prohíben el beneficio económico en la asistencia sanitaria y mantienen una red de centros privados sin ánimo de lucro bajo coordinación pública (Bélgica y Países Bajos); aquellos que asimilan la red privada dentro de la pública (Dinamarca, Reino Unido); los herederos del bloque soviético, con amplias redes públicas aunque poco a poco con mayor penetración del sector privado con ánimo de lucro; y los países del sur, que mantienen grandes sistemas públicos nacionales a la vez que permiten y fomentan una amplia competencia regulada del sector privado.

Comentarios