Cartografía Política y Sociedad Mundo

¿Cuántas camas de hospital tienen los países?

Descripción del gráfico

El número de camas de hospital que existen en un país es uno de los indicadores más fiables de cara a medir la calidad y capacidad de un sistema de salud. Es evidente que esta variable debe relacionarse con otras muchas, tanto del ámbito sanitario como del económico o demográfico, para tener una radiografía completa de cuál es la situación general. Así, un ratio alto de camas hospitalarias por número de habitantes nos apuntará hacia sistemas bien organizados y con recursos —a veces, incluso, con mayor dotación de la necesaria—, mientras que un ratio bajo nos puede estar indicando lo contrario, sistemas con escasa inversión y pocos recursos, lo que puede derivar en dificultad en el acceso para la mayoría de la población o en una alta probabilidad de que se colapsen ante una emergencia. Por medio quedan infinidad de modelos que, a caballo entre los puntos a favor y en contra de los dos extremos anteriores, buscan proporcionar un servicio sanitario suficiente, acorde a las necesidades de la población, sin incurrir en unos costes excesivos —sobre todo a nivel público—.

Los datos que nos encontramos en el Global Health Security Index nos apuntan varias tendencias claras. La primera es la de los países asiáticos, con un Japón y Corea del Sur que, como economías avanzadas, han logrado desarrollar sistemas sanitarios con amplia capacidad de camas. Incluso China, potente económicamente en términos absolutos pero no así en términos relativos —no dejan de ser 1.400 millones de habitantes—, posee un ratio de camas elevado para su todavía rol de país emergente. Pero por otro lado también encontramos los sistemas de bienestar europeos, que se destacan por un rango bastante amplio de capacidades: Alemania o Francia triplican o duplican, respectivamente, la proporción de camas de hospital que existen en países como España o el Reino Unido, que durante los últimos años han sufrido importantes recortes en el sector sanitario.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Artículos relacionados

Comentarios