La revolución de las vacunas cubanas - El Orden Mundial - EOM
En el foco Geopolítica América Latina y el Caribe

La revolución de las vacunas cubanas

La revolución de las vacunas cubanas
Fuente: elaboración propia.

Cuba está cerca de conseguir uno de los mayores logros en la lucha mundial contra el coronavirus. La isla desarrolla cinco vacunas a la vez y espera inmunizar a sus once millones de habitantes para finales de año. Gracias a una industria biofarmacéutica que es referencia global, Cuba podrá ser de los pocos países que administren una vacuna propia, pública y gratuita a sus ciudadanos. Todo ello pese al embargo estadounidense y a décadas de aislamiento económico.

La estrategia de Cuba para la vacunación contra el coronavirus será una excepción en América Latina. Muchos países de la región han firmado convenios con algunas empresas que distribuyen vacunas en Europa y Estados Unidos, como Pfizer-BioNTech, Moderna u Oxford-AstraZeneca. Otros, como Chile o México, también han comprado o van a comprar dosis a Rusia y China. Cuba, sin embargo, producirá su propia vacuna, pública y gratuita, a lo largo de 2021. El Instituto Finlay de Vacunas, uno de los responsables de su desarrollo, ha asegurado que el país inmunizará a su población y comenzará a exportar dosis a finales de año.

Cinco vacunas cubanas

A diferencia del resto de la región, el Gobierno cubano se ha puesto el objetivo de vacunar a toda su población de manera autosuficiente. Para esta carrera en solitario, Cuba cuenta ya con cinco vacunas candidatas. El Instituto Finlay de Vacunas (IFV) desarrolla tres de ellas: Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus. Mientras, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnológica (CIGB) se encarga de las otras dos: Abdala, nombrada así por un poema patriótico cubano, y Mambisa, por las guerrilleras independentistas.

Las cinco vacunas funcionan...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes