EOM explica

¿Cuál es la verdadera capital de Sudáfrica?

¿Cuál es la verdadera capital de Sudáfrica?

@gonxo_bujías nos ha mandado su pregunta a través de Instagram. Quiere saber cuál es la verdadera capital de Sudáfrica.

La pregunta sobre cuál es la verdadera capital de Sudáfrica genera un debate recurrente entre los aficionados a la geografía. ¿Se trata de Ciudad del Cabo, probablemente la ciudad sudafricana más conocida en el extranjero? ¿Johannesburgo, la más poblada? ¿O quizá Pretoria? La respuesta podría decepcionar a algunos, porque ninguna de ellas es la única capital: Sudáfrica tiene tres capitales.

Aunque no es frecuente, existen varios casos en los que un país establece su capital oficial en una ciudad y la sede del Gobierno en otra, generando cierta confusión. Es el caso, por ejemplo, de Bolivia. Sin embargo, el caso de Sudáfrica es especial: ningún otro país del mundo cuenta con tres capitales. El país austral ha dado una sede distinta a cada uno de los tres poderes del Estado: Pretoria acoge al Ejecutivo, siendo así la sede del Gobierno; en Ciudad del Cabo se sitúa el Parlamento Nacional, sede del poder Legislativo; y el poder Judicial tiene su sede en Bloemfontein. A pesar de ser la ciudad más poblada, Johannesburgo no ostenta ningún privilegio en este sentido. En cualquier caso, la sede del Gobierno se considera la capital de facto, y es por tanto en Pretoria donde se concentran la mayor parte de embajadas ante Sudáfrica.

¿Cómo es posible que un país tenga tres capitales? La explicación hay que encontrarla en su historia. Antes de alcanzar la independencia del Reino Unido en 1961, Sudáfrica adquirió su composición geográfica actual fruto de la unión de cuatro colonias británicas menores: la Colonia del Cabo, Natal, el Transvaal y la Colonia del Río Orange, conformando un dominio colonial británico que entonces se llamó Unión Sudafricana. Antes de unirse, cada una de las cuatro colonias tenía su propia capital, y cuando se constituyó el nuevo territorio, surgió el debate sobre cuál de las cuatro debía pasar a ser la capital de todas ellas.

Ante la dificultad de decidir cuál de ellas ostentaría ese privilegio, la solución que se encontró entonces —y que ha durado hasta ahora— fue repartir los poderes del Estado entre las capitales del Trasvaal, la Colonia del Cabo y la Colonia del Río Orange —Pretoria, Ciudad del Cabo y Bloemfontein, respectivamente—, y compensar económicamente a la cuarta de ellas, Pietermaritzburg, la capital del Natal.

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

1 comentario