EOM explica

¿Cuándo y cómo se constituye el Reino Unido?

¿Cuándo y cómo se constituye el Reino Unido?
Bandera de Reino Unido. Fuente: Pinterest

Un lector nos ha preguntado a través del formulario de EOM explica por el momento al que se remonta la formación de Reino Unido actual y cómo llegó el país a constituirse de la manera que conocemos.

Para entender cómo ha alcanzado Reino Unido su estructura vigente, es necesario matizar de qué territorios se compone geográficamente el país en la actualidad. El Estado de Reino Unido está formado por la isla de Gran Bretaña y por la parte norte de la isla de Irlanda, además de por otras pequeñas islas de los alrededores, todas ellas ubicadas en la parte noroeste de Europa.

Para ampliar: “¿Es lo mismo el Reino Unido que Inglaterra?”, El Orden Mundial, 2019

Un error muy común al hablar de la estructura geográfica de Reino Unido es considerar parte del país a las dependencias de la Corona (la isla de Man, la Bailía de Jersey y la Bailía de Guernsey). Si bien corresponden a la Corona británica y a los ojos de la comunidad internacional son responsabilidad del Reino Unido, el Gobierno británico no se encarga de su administración ni tienen representación en el Parlamento británico. Del mismo modo, ninguno de los territorios de ultramar pertenecientes a la Corona —como Gibraltar o las Malvinas— pueden ser considerados como parte del Estado, que tan solo se encarga de sus relaciones exteriores y defensa. 

La isla de Gran Bretaña está compuesta por tres de los cuatro denominados países constituyentes —o naciones constitutivas— que forman Reino Unido: Escocia, Gales e Inglaterra; el cuarto sería Irlanda del Norte, situado en la isla vecina. Es por ello que el nombre completo del país sea Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. 

La confusión entre Reino Unido, Gran Bretaña, Inglaterra e islas británicas es bastante habitual.

Reino Unido se trata de un Estado unitario, soberano e independiente, considerado una de las principales potencias del mundo pero, ¿cómo ha llegado el Estado insular a tener la forma actual? Aunque la historia de las islas británicas se remonta a miles de años atrás, habiendo sido lugar de paso para celtas, romanos, germanos o vikingos, la formación del Reino Unido tal y como lo conocemos comienza en el año 1707. En ese año se redacta el primer Acta de Unión, que rubricó la fusión política entre el reino de Inglaterra —del que Gales ya formaba parte desde finales del siglo XIII— y el reino de Escocia. Este tratado crea el reino de Gran Bretaña, con Parlamento e instituciones comunes. Con todo, ambos reinos mantenían una unión personal desde 1603, cuando Jacobo VI de Escocia heredó Inglaterra de la reina Isabel I y ejerció de monarca en ambos reinos.

Para ampliar: “Gales, conquistada”, Astrid Portero en El Orden Mundial, 2017

El siguiente paso que se dio en pro de la unificación no llegó hasta poco menos de un siglo más tarde. El 1 de enero de 1801 entró en vigor un nuevo acuerdo conocido como el Acta de Unión de 1800, bajo la cual el reino de Irlanda quedaba oficialmente unificado con el reino de Gran Bretaña, dando lugar así al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. El tratado supuso la supresión de la mayor parte de las instituciones irlandesas, incluido el Parlamento, aunque un centenar de sus diputados pasaron a formar parte de la cámara de Reino Unido. En cualquier caso, la relación Irlanda con Inglaterra era también anterior, no solo porque la isla llevara entonces siete siglos bajo dominación inglesa, sino porque el rey inglés también portaba la corona irlandesa en unión personal: desde Enrique VIII en 1541, el rey de Inglaterra también era rey de Irlanda.

Pero la paz y armonía tras la unificación con Irlanda no duró mucho tiempo, ya que los irlandeses se oponían firmemente a formar parte del Reino Unido. Tras la guerra de Independencia irlandesa (1919-1921) se firmó el Tratado anglo-irlandés, por el cual se establecía la permanencia de Irlanda del Norte como parte de Reino Unido, mientras que el resto de la isla se convertía en un Estado independiente bajo el nombre de Estado Libre Irlandés. Posteriormente, la Irlanda independiente adoptaría su nombre actual de República de Irlanda.

Para ampliar: “La República de Irlanda, la cara A de la isla esmeralda”, Astrid Portero en El Orden Mundial, 2019

Por tanto, se considera 1922 el año en el que se funda el actual Estado de Reino Unido, ya que desde la independencia de Irlanda no se han dado más cambios en sus fronteras. Sin embargo, no será hasta 1927 cuando Reino Unido quede bautizado bajo el nombre que tiene hoy en día: Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. 

Sabiendo que Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte son las naciones constituyentes que componen Reino Unido, es importante matizar que actualmente mantienen instituciones autónomas del Gobierno central. Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen su propio poder legislativo y ejecutivo que, aunque les dota de cierta autonomía, están subordinados al Parlamento de Reino Unido. Inglaterra, por su parte, no goza de parlamento propio, ya que se considera que está suficientemente representada por el estatal. Algo parecido ocurre con el poder judicial, ya que a nivel de naciones constitutivas existen tres tribunales distintos: el de Inglaterra y Gales, el de Escocia y el de Irlanda del Norte. Aunque, en última instancia, todos ellos están subordinados al más alto tribunal civil del Estado, el Tribunal Supremo del Reino Unido, con sede en Londres.

Para ampliar: “Escocia, el reino desunido”, Abel Gil Lobo en El Orden Mundial, 2016

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios