¿Cómo se elige a los comisarios europeos? - El Orden Mundial - EOM
EOM explica Política y Sociedad Europa

¿Cómo se elige a los comisarios europeos?

¿Cómo se elige a los comisarios europeos?
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. Fuente: Pxhere.

Con el inminente cambio de Comisión Europea, nuestro seguidor Sergio nos ha preguntado a través del formulario de EOM explica por la forma en que se escoge a sus miembros, los comisarios europeos.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

La Comisión Europea es algo así como el Gobierno de la Unión Europea, por lo que reúne funciones tan importantes como la iniciativa legislativa, las decisiones sobre el presupuesto y la representación de la UE en el exterior. Tras las elecciones europeas celebradas en abril de 2019, la nueva presidenta de la Comisión, la alemana Ursula von der Leyen, está haciendo frente a importantes quebraderos de cabeza para conformar el equipo de comisarios.

La Comisión está formada por un representante de cada Estado miembro, entre los que hay un presidente —Von der Leyen es la primera mujer en ocupar el cargo—, un número variable de vicepresidentes y otros comisarios centrados en un área política concreta —empleo, asuntos exteriores, salud o medioambiente son algunas de estas áreas—, hasta llegar a los 28 que corresponden a los países comunitarios. El órgano es renovado con cada legislatura europea, cuyo inicio se marca con las elecciones al Parlamento Europeo cada cinco años. La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea supondrá la reducción del número de comisarios a 27, aunque dado que el brexit todavía no se ha consumado, Reino Unido todavía tendrá que designar un comisario para esta legislatura.

Desde 2014, además, se estableció un sistema no formal que trataba de aumentar la calidad democrática de las instituciones de Bruselas: el del spitzenkandidaten. Este mantiene que debe ser el candidato principal del partido más votado el que se erija como presidente de la Comisión. Sin embargo, no se trata de un requisito formal, por lo que puede incumplirse, tal y como ha ocurrido este año: Von der Leyen no era la candidata principal del Partido Popular Europeo, el más votado, sino que lo era Manfred Weber; Weber, sin embargo, no recibió los apoyos necesarios en el Parlamento. Sea como fuere, el candidato a presidir el órgano deberá someterse forzosamente a la votación del Parlamento Europeo por mayoría absoluta.

La candidatura a presidir la Comisión Europea la presenta el Consejo Europeo para ser votada por el Parlamento Europeo. Fuente: Consejo Europeo

Una vez aprobada la nueva presidencia, cada Estado miembro debe recomendar un candidato nacional para ocupar un cargo en la Comisión. La lista de nominados debe ser aprobada por el Consejo Europeo y, después, cada uno de sus integrantes es sometido a un proceso de investigación y aprobación por parte de la comisión de Asuntos Jurídicos (JURI) del Parlamento Europeo. La JURI analiza las declaraciones fiscales de los candidatos y comprueba que no haya posibles conflictos de intereses. Además, desde 2019 es necesaria la aprobación explícita de esta comisión antes de continuar con el resto del procedimiento.

Si los candidatos logran superar este paso, comienzan las declaraciones de los candidatos ante las comisiones parlamentarias del Parlamento Europeo encargadas de la cartera que cada comisario va a ocupar. Estas sesiones pueden alargarse si las comisiones no quedan convencidas por las declaraciones hechas por los nominados. Una vez aprobadas las candidaturas se envía una carta con la confirmación expresa del candidato primero a la Conferencia de Presidentes de Comisión —formada por quienes presiden las distintas comisiones del Parlamento— y después a la Conferencia de Presidentes —formada por el líder de cada grupo parlamentario y el presidente del Parlamento—. 

Si cualquiera de los comisarios es rechazado en alguno de estos pasos, el Estado miembro que lo hubiera nominado tendrá que nombrar a otro en sustitución que, de nuevo, se someterá a todos los pasos descritos. Solo cuando todas las candidaturas hayan sido aceptadas, será votada la Comisión en pleno en el Parlamento Europeo. En 2019, por ejemplo, tres de los comisarios propuestos han sido rechazados, los candidatos por Francia, Rumanía y Hungría.

La única excepción a este proceso es el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, que es propuesto por el Consejo Europeo y, con la aprobación de la presidenta de la Comisión, nombrado por el propio Consejo. Aun así, en su calidad de vicepresidente de la Comisión, debe ser confirmado en el voto al total del organismo del Parlamento Europeo. Una vez aprobada la composición de la nueva Comisión Europea por el Parlamento, los comisarios son nombrados por el Consejo Europeo por mayoría cualificada.

Para ampliar:“Breve manual de instrucciones para entender la Unión Europea”, Diego Mourelle en El Orden Mundial, 2019

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios