En el foco Economía y Desarrollo Asia-Pacífico

Huyendo del monzón

Huyendo del monzón
Campo de Kutupalong. Fuente: Russell Watkins (DFID)

El conflicto entre los rohinyás y la mayoría budista en Birmania se remonta a la Segunda Guerra Mundial. Entre 2016 y 2017 hubo escaladas de la violencia que obligaron a unos 800.000 rohinyás a abandonar sus hogares. El temor a un desastre humanitario mayor que el que se vive ya en los campos de refugiados de Bangladés ha hecho sus historias más visibles.

Los rohinyás son una comunidad étnica musulmana de 1,1 millones de personas procedentes de Birmania, cerca de la frontera con Bangladés. Sin derecho a ciudadanía desde 1982, han vivido históricamente situaciones de esclavitud y discriminación por parte de la mayoría budista del país surasiático y del ejército, lo que los ha llevado a ser considerados la minoría más perseguida del mundo. En 1991 250.000 rohinyás abandonaron sus hogares para buscar refugio en países vecinos. El ejército birmano sigue abusando de esta minoría y, lejos de lo que se esperaba con la supuesta democratización del país, el Gobierno de Aung San Suu Kyi no reconoce las atrocidades que lleva a cabo.

Para ampliar: “La apatridia y los rohinyás de Birmania”, Raquel Jorge Ricart en El Orden Mundial, 2015

A lo largo de estos años, las migraciones se han contado a millares, pero hasta el pasado año el éxodo de los rohinyás —que huían de una respuesta militar desproporcionada después de que un grupo rohinyá atacara unos puestos policiales en la frontera— no empezó a definirse como una crisis humanitaria. Más de 600.000 refugiados rohinyás llegaron a Bangladés tan solo entre agosto y noviembre de 2017. El campo ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año