EOM explica Política y Sociedad Mundo

¿Qué es la brecha de género?

¿Qué es la brecha de género?
Fuente: elaboración propia.

La brecha de género es una forma de representar la disparidad entre hombres y mujeres en cuanto a derechos, recursos u oportunidades. Este concepto puede aplicarse a distintos campos, como el trabajo, la política o la educación. Por ejemplo, las mujeres tienen más dificultad para acceder a los puestos mejor remunerados, ocupan menos puestos públicos y en ocasiones no tienen acceso a educación por el hecho de serlo. Estas diferencias se pueden cuantificar con indicadores concretos para calcular la brecha de género en un ámbito específico. La brecha salarial de género, por ejemplo, se calcula comparando el ingreso bruto por hora de los hombres y las mujeres, representando la diferencia en puntos porcentuales.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Una de las fuentes de información más completas sobre la brecha de género en el mundo es el Informe anual de Brecha Global de Género, el informe anual del Foro Económico Mundial, que la calcula atendiendo a cuatro áreas: economía, educación, salud y política. Además de realizar un balance general de las cuatro áreas, este informe presenta datos por regiones y países y estudia tendencias. En los catorce años que lleva publicándose, la brecha de género se ha reducido progresivamente. Sin embargo, los últimos datos indican un retroceso en el área económica. 

Las desigualdades en el ámbito económico se deben en parte al estancamiento de la incorporación de las mujeres al mercado laboral, pero sobre todo a la brecha salarial, que todavía es del 40% de media en el mundo y se cierra muy lentamente. Además, este indicador retrocedió en 2020 respecto al año anterior debido al aumento de la brecha salarial en los países de fuera de la OCDE. A la desigualdad en la remuneración por el mismo trabajo se suma la reducida presencia de mujeres en sectores emergentes como la ingeniería informática o la inteligencia artificial y en los puestos directivos, donde los salarios son más elevados. Uno de los grandes problemas en ese sentido es el llamado techo de cristal: los obstáculos, a menudo imperceptibles, que impiden a las mujeres ascender en su carrera profesional.

El Índice de Igualdad de Género del Foro Económico Mundial muestra que, aunque algunos países han avanzado en este aspecto, en gran parte del mundo la desigualdad sigue siendo pronunciada.

Con todo, el área donde más disparidad sigue existiendo en 2020 es la representación política. En este ámbito la brecha de género solo se ha cerrado un 25%, es decir, solo una cuarta parte de los representantes políticos del mundo son mujeres. Esta desigualdad se manifiesta también en que solo en el 44% de los 153 países estudiados en el informe ha tenido una mujer al frente del Gobierno. A pesar de ser el área con mayor brecha de género, la tendencia es positiva y se espera que la presencia de referentes políticos femeninos impulse el progreso en los próximos años y anime a más mujeres a participar en la política.

El informe incluye un ranking que clasifica a los países por su índice de brecha de género. De los 153 países estudiados en 2020, Islandia fue el que presentó mejores resultados. Algunos como España, México o Etiopía lograron grandes progresos en un año que les permitieron escalar hasta 35 puestos en la clasificación. A pesar de los avances, si la tendencia actual se mantiene la brecha global de género tardará todavía 99,5 años en cerrarse. 

Avatar

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios