EOM explica Geopolítica Mundo

¿Puede un país miembro salirse de la OTAN?

¿Puede un país miembro salirse de la OTAN?
Fuente: Nicolas Raymond (Flickr)

La OTAN se creó con doce Estados miembros; hoy ya son veintinueve los países que la componen y se prevé que el número siga creciendo. Sin embargo, ninguno de ellos ha abandonado la alianza hasta la fecha. César Martín nos ha preguntado a través de nuestro formulario de EOM explica si pueden los países miembros abandonar la OTAN y bajo qué condiciones. 

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha sido una de las organizaciones internacionales más importantes de Occidente desde mediados del siglo XX. Estructurada bajo la influencia estadounidense, esta alianza militar se basa en la disposición a actuar por la fuerza en el caso de amenaza a cualquiera de sus miembros. Setenta años después de su creación, el número de miembros no ha dejado de aumentar, pero ninguno de ellos ha decidido abandonarla. ¿Está contemplada esa posibilidad?

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Para ampliar: “Pasado, presente y futuro de la OTAN”, Fernando Arancón en El Orden Mundial, 2013

Como la mayoría de organizaciones internacionales, desde el momento de su fundación, la OTAN tuvo en cuenta la posibilidad de que alguno de sus miembros deseara retirarse de la alianza. En concreto, el artículo 13 del Tratado del Atlántico Norte especifica que cualquier Estado miembro podrá abandonar la alianza pasados veinte años tras su creación; es decir, a partir de 1969. Ese Estado dejará de ser miembro de la OTAN un año después de notificar oficialmente ese deseo al Gobierno de Estados Unidos que, en calidad de depositario del tratado, será el encargado de notificárselo al resto de miembros. Hasta la fecha, ningún Estado ha llegado formalmente a anunciar su retirada, aunque algunos de ellos han llegado a valorar esa posibilidad.

El primero en hacerlo fue Francia que, debido a desencuentros con Estados Unidos, decidió retirar sus tropas de la alianza militar en 1966. Fue precisamente el hecho de que no se hubieran cumplido veinte años de la firma lo que impidió su retirada total del tratado, y no sería hasta 2009 cuando Francia volvió a integrarse completamente en la organización. Por su parte, Grecia se retiró también del comando militar de la OTAN en 1974 a causa de las tensiones con Turquía —también miembro de la OTAN— por la isla de Chipre. Aunque el Gobierno  griego llegó a amenazar con abandonar la alianza por completo, finalmente se reintegró en el comando militar en 1980.

Por último, cabe mencionar los territorios que en su momento formaron parte de la OTAN pero que hoy en día, ya como países independientes, no están en la organización. Este es el caso de Chipre y Malta: ambos estuvieron integrados en la OTAN mientras eran dependencias de Reino Unido, pero tras su independencia —en 1960 y 1964 respectivamente— no se unieron a la organización. También este es el caso de Argelia, que si bien fue incluida en el tratado de 1949 como parte del territorio francés, dejó de formar parte del tratado tras su independencia en 1962. 

Para ampliar: “Por qué no es una buena idea integrar a Georgia en la OTAN”, Fernando Arancón en El Orden Mundial, 2018

Avatar

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios