Las restricciones a los anuncios de bebidas alcohólicas en el cine - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Restricciones a la publicidad y anuncios de alcohol en cines

Cartografía Política y Sociedad Mundo

Las restricciones a los anuncios de bebidas alcohólicas en el cine

Descripción del mapa

Junto con los anuncios de tabaco, la publicidad de las bebidas alcohólicas es una de las más reguladas a nivel internacional. No en vano, el consumo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y problemas de salud, como los trastornos mentales, la cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares o incluso traumatismos derivados de la violencia y los accidentes de tráfico que ocasiona su ingesta. Por si fuera poco, el consumo excesivo de alcohol también provoca tres millones de muertes cada año, lo que equivale al 5,3% de todas las defunciones a nivel mundial, así como otro tipo de pérdidas sociales y económicas que afectan tanto a los consumidores como a las personas de su entorno.

Esa incidencia, no obstante, es especialmente alta entre los hombres, con un porcentaje de muertes atribuibles al alcohol del 7,7% frente al 2,6% de las mujeres. La razón es que el consumo de alcohol per cápita entre el público masculino es de 19,4 litros y entre el femenino de 7 litros, lo que, sumado a la tendencia mayoritaria entre los hombres de mezclar el alcohol con otras sustancias, tener más parejas sexuales y no usar el cinturón de seguridad, multiplica el riesgo de enfermedad, lesión o muerte. En Estados Unidos, por ejemplo, el 59% de los varones adultos declara haber consumido alcohol en los últimos 30 días frente al 47% de las mujeres adultas, mientras que en 2019 el 7% de los hombres sufrían trastorno por consumo de alcohol, casi el doble que el porcentaje de mujeres (4%).

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Dentro de la lucha contra el consumo excesivo de alcohol, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desarrollado un conjunto de medidas recomendadas para abordar la ingesta nociva de alcohol. Entre ellas destacan aquellas más costoeficaces o “mejores inversiones”, es decir, las que ofrecen un gran rendimiento a cambio de una pequeña inversión de recursos: aumentar los impuestos al alcohol, restringir la disponibilidad de bebidas alcohólicas para menores de edad y prohibir o regular la exposición a la publicidad del alcohol en todos los tipos de medios de comunicación.

En relación a la última medida, se ha demostrado que existe una correlación directa entre la penetración de los anuncios de bebidas alcohólicas y el consumo de las mismas, especialmente entre los más jóvenes, y uno de los canales en los que las marcas de bebidas espirituosas han invertido más es, precisamente, el cine. Muchos de los anuncios que preceden a la proyección de una película suelen incitar a beber alcohol, lo que no evita que este tipo de publicidad esté fuertemente regulada, tal y como recomienda la OMS. En muchos países está directamente prohibida, como en Francia, Rusia o Ecuador, mientras que otros apuestan por medidas de cumplimiento voluntario (Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica…), restricciones de tiempo (España, Alemania, Italia…), restricciones de tiempo y contenido (Australia, Tailandia…) o restricciones de lugar y/o contenido (México, Argentina, China…).

A su vez, existe otro grupo de países que prefieren no restringir de ninguna manera los anuncios de bebidas alcohólicas en el cine, como Canadá, Venezuela, Japón o la mayor parte de África subsahariana.

Las muertes por cirrosis hepática en el mundo

Artículos relacionados

Comentarios