Muertes en el mundo por cirrosis hepática

Cartografía Política y Sociedad Mundo

Las muertes por cirrosis hepática en el mundo

Descripción del mapa

La cirrosis hepática consiste en la formación de cicatrices (fibrosis) en el hígado, lo que impide que este pueda funcionar correctamente. Es, en realidad, la consecuencia final de varias enfermedades hepáticas crónicas que pueden desembocar en un daño irreparable del hígado. De esta forma, las principales causas de la cirrosis hepática son el consumo excesivo de alcohol a lo largo de muchos años, una infección prolongada de hepatitis, especialmente B o C, y la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA o esteatohepatitis no alcohólica), en la cual el hígado se inflama por la acumulación de grasa.

Además, la cirrosis también puede ser causada por problemas en el sistema inmunitario ―las células inmunitarias pueden confundir las células normales del hígado con invasores dañinos y atacarlas― o los conductos biliares, el uso prolongado de algunos medicamentos o la herencia genética.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En su fase inicial, la cirrosis acostumbra a ser una enfermedad silenciosa. Sin embargo, a medida que el hígado se deteriora, el paciente comienza a experimentar cansancio constante, pérdida de apetito, molestias digestivas y pérdida de peso. Cuando la cirrosis se encuentra ya en estado avanzado, el enfermo es incapaz de llevar una vida normal y sufre, entre muchos otros, síntomas como la ictericia ―piel de color amarillo por el exceso de bilirrubina en sangre―, dilataciones vasculares en mejillas, tronco y brazos, retención de agua y sal, sangrado, hemorragias internas, intoxicación cerebral o desnutrición.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud de 2016, la región más castigada por la cirrosis hepática es África, con Egipto y Nigeria a la cabeza (161 y 87 decesos por cada 100.000 habitantes de más de 15 años), aunque se trata de una enfermedad extendida por todo el mundo. No en vano, algunos países asiáticos, como Camboya, Myanmar, Mongolia o Turkmenistán, también presentan cifras de mortalidad muy elevadas.

¿Dónde se bebe más alcohol?

Artículos relacionados

Comentarios