Países que reconocen a Palestina

Cartografía Geopolítica Oriente Próximo y Magreb

El reconocimiento de Palestina

Descripción del mapa

Los Territorios Palestinos, el Estado Palestino o simplemente Palestina es un ente político de Oriente Próximo con reconocimiento internacional limitado, con capital proclamada en Jerusalén y de facto en Ramala. Aunque la mayor parte de los países del mundo lo han reconocido como Estado, muchos siguen sin hacerlo, y la realidad es que posee poca autonomía como nación independiente al permanecer buena parte de la misma bajo ocupación israelí.

Además de la presencia israelí, la división territorial de Palestina se da en dos regiones diferentes y separadas entre sí: Gaza y Cisjordania, gobernada cada una por un poder político diferente y enfrentado al otro, Hamás y Fatá, respectivamente, lo que hace difícil discernir quién gobierna realmente Palestina.

La dicotomía de Israel frente a Palestina ha marcado buena parte de la política exterior palestina. La mayoría del mundo arabo-islámico, además de países no alineados con las dinámicas globales, como Cuba o Corea del Norte, no reconocen a Israel pero sí a Palestina. Sin embargo ninguno de ellos mantiene sede diplomática en este país, ya que Israel no se las autoriza al no reconocer a su Estado. Con todo esta política dura del no reconocimiento se va debilitando a la par que las guerras árabe-israelíes van quedando lejanas, como es el caso de Arabia Saudí, un país que no reconoce formalmente a Israel pero que sí ha tenido acercamientos importantes durante los últimos años por coincidir en intereses estratégicos en la región, como es el caso de la enemistad con Irán.

Siete décadas de conflicto israelí-palestino

Jordania y Egipto ya se beneficiaron del reconocimiento a Israel, aunque esto les supuso abandonar Cisjordania y Gaza respectivamente, que se han convertido en importantes aliados regionales para el Estado hebrero, y que pese reconocer a Palestina como Estado no poseen legaciones diplomáticas en la misma.

Fuera de Oriente Próximo resulta llamativa la posición diplomática de España, que ha pasado de ser un fuerte aliado en Occidente del mundo árabe y la causa palestina, que llevó a que Israel votase en contra de la entrada de España en la ONU, a un país que únicamente reconoce a Israel, acercando posiciones durante las últimas décadas.

De cualquier modo ningún Estado del mundo mantiene embajadas en Palestina, aunque la reconozcan como Estado. Las legaciones diplomáticas se reducen a oficinas representativas e instituciones similares. Lo más llamativo es que múltiples países que no reconocen a Palestina mantienen estas mismas oficinas diplomáticas en el país.

Comentarios