Límite de velocidad en el mundo en vías urbanas

Cartografía Política y Sociedad Mundo

El límite de velocidad en vías urbanas en el mundo

Descripción del mapa

En noviembre del año pasado, el Gobierno español decidió endurecer las limitaciones de velocidad máxima permitida en las vías urbanas. Hasta ese momento, el límite que aplicaba de forma general en las ciudades era de 50 kilómetros por hora, pero desde este mes de mayo, fecha en la que entraron en vigor las nuevas restricciones, las vías con un único carril por sentido de circulación han bajado a un máximo de 30 km/h, y aquellas con la calzada al mismo nivel que la acera a 20 km/h. De esta forma, los nuevos límites afectan a entre el 60% y el 70% de las vías urbanas.

El movimiento del Ejecutivo español, lejos de ser una excepción, se enmarca dentro de un esfuerzo global por poner coto a los accidentes de tráfico. La velocidad tiene un efecto positivo en la movilidad en tanto que reduce tiempos en los desplazamientos, pero también tiene un impacto negativo en la seguridad vial. A más velocidad, mayor probabilidad de sufrir un accidente y lesiones más severas. Estas medidas, al menos en los tramos urbanos, no están orientadas tanto a proteger a conductores sino especialmente a peatones, ya que a partir de los 30km/h las probabilidades de morir en un atropello aumentan considerablemente.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Por si fuera poco, esta limitación también aumenta los niveles de polución y de ruido, lo que en última instancia redunda en la habitabilidad de las ciudades. Por todo ello, introducir límites a la velocidad en las carreteras ha demostrado ser una de las herramientas más eficaces para luchar contra los accidentes de tráfico.

No en vano, los percances en la carretera suponen la primera causa de muerte entre la población de 15 a 29 años, y cada año se cobran la vida de 1,25 millones de personas en todo el mundo. Su impacto económico también debe ser tenido en cuenta, ya que además de muertes también ocasiona lesiones que pueden ser de por vida. Así, se estima que los accidentes de tráfico le cuestan de media a todos los países del mundo cerca del 3% de su Producto Interior Bruto (PIB), una aproximación que se eleva hasta el 5% en el caso de los países de medianos y bajos ingresos.

El límite de velocidad en vías interurbanas

De esta forma, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2017, casi todos los países del mundo han introducido algún límite a la velocidad en las vías urbanas, aunque existen importantes diferencias. En Bangladés, por ejemplo, la velocidad máxima a la que puede circular un vehículo ligero en la ciudad es de 112 kilómetros por hora, cerca de los 100 km/h de India, aunque en su caso la regla aplica únicamente para los vehículos con un máximo de ocho pasajeros más el conductor. Mientras, en Bután, la velocidad máxima permitida es de tan solo 30 km/h.

Los límites de velocidad son especialmente importantes en los países de medianos y bajos ingresos, que acumulan el 90% de las muertes en la carretera a pesar de contar únicamente con la mitad de la flota mundial de vehículos. Además, la probabilidad de morir tras sufrir un accidente de tráfico también depende del lugar de residencia: Europa es la región con la tasa de muertos en la carretera más baja, mientras que África posee la más alta.

Los muertos por accidentes de tráfico en el mundo

Comentarios